Turismo Castilla y León

Tras los pasos de Teresa de Jesús I - Ávila 1562

Comarca: Ávila y Alfoz

Ávila

En tierras abulenses se escribieron algunas de las páginas más sobresalientes de la mística hebrea, islámica y cristiana: Teresa de Cepeda y Ahumada, Juan de la Cruz, Pedro de Alcántara, Mosé de León, Nissim Ben Abraham o el Mancebo de Arévalo.

Pero Ávila es sobre todo la ciudad de Santa Teresa de Jesús, una de las figuras más excepcionales de la espiritualidad española. Es la ciudad de su infancia, juventud y madurez, años de ilusiones, proyectos, punto de partida y de retorno de sus fundaciones.

La Santa, como la conocen los abulenses, nacía un 28 de marzo de 1515, en el seno de una familia numerosa, como ella misma relata en el libro de su vida. Su padre, Alonso Sánchez de Cepeda, llegaba de Toledo dejando atrás un pasado converso y casaba en Ávila con Beatriz Dávila Ahumada. Su vida coincide con el 'siglo de oro' de la ciudad que queda reflejado en la renovación urbanística, en la remodelación de sus templos y en las nuevas fundaciones, todo ello resultado de un renacimiento económico y social. En 1582 muere en Alba de Tormes donde está enterrada.

Retrato Santa Teresa de Jesús - Ruta TeresianaConvento de la Santa - ÁvilaDetalle Interior Convento de la Santa - Ávila

En esta ruta recorreremos las calles y los rincones más destacados por los que anduvo Santa Teresa de Jesús, mujer que revolucionó la sociedad de su tiempo con su actitud y con la reforma del Carmelo.

Convento de la Santa - Casa Natal - Plaza de La Santa, 2
En los últimos años del siglo XVI llegan a Ávila los carmelitas descalzos procedentes de Duruelo, primera fundación masculina de la Orden, con la idea de establecer casa en la ciudad.

Tras superar diversas dificultades y haber pasado por distintos lugares (San Segundo, unas casas cerca de Santo Tomás y otras dejadas por los moriscos en donde hoy está situada la Residencia Santa Teresa Jornet), adquieren los restos de la vivienda que había pertenecido a la familia de la Santa con la idea de edificar la iglesia y el convento. Contaron para esta empresa con el apoyo del obispo Francisco Márquez de Gaceta y más tarde del Conde Duque de Olivares a quien el prelado cedió el patronazgo.

Las trazas son del arquitecto carmelita Fray Alonso de San José, la iglesia es barroca, obedece a la estética de su tiempo; responde a la tipología de la Orden, planta de cruz latina de una sola nave y dos de capillas laterales. En el exterior se organiza un triple pórtico formado por arcos de medio punto, y en la fachada destacan los escudos de los Cepeda y Ahumada, los de la Orden carmelita, el del Conde Duque de Olivares, el de Intendencia (cuerpo militar del que es patrona) y el de Doctora de la Iglesia.

Vidriera Iglesia Convento de la Santa - ÁvilaCristo atado a la columna de Gregorio Fernández - Convento de la SantaCristo atado a la columna de Gregorio Fernández - Convento de la Santa

Hay que destacar por un lado su peculiar orientación que viene marcada por el deseo de hacer coincidir la zona del presbiterio con las habitaciones en las que había nacido la Santa y por otro, el hecho de que toda la iglesia se erige sobre una cripta abovedada, única en el ámbito español, donde se ha instalado un museo sobre la vida y la obra de Teresa de Jesús.

En el interior sobresale el conjunto escultórico formado por retablos, imágenes y mesas de altar, algunas de Gregorio Fernández y otras de su taller. Destacan especialmente el retablo mayor y las tallas de Cristo atado a la columna y la de Santa Teresa, que inicialmente formaban un grupo escultórico, la de la Virgen del Carmen y la de San Juan de la Cruz.

Iglesia de San Juan Bautista - Calle Martín Carramolino, s/n
El 4 de abril de 1515 Teresa recibe el bautismo en la parroquia de San Juan, donde se conserva la pila gótica del siglo XV. Templo de origen románico será profundamente transformado en el siglo XVI.

Pila Bautismal Iglesia de San Juan Bautista - ÁvilaPila Bautismal Iglesia de San Juan Bautista - ÁvilaHumilladero Los Cuatro Postes - Ávila

Bajo el pontificado de Carrillo de Albornoz se planteó la necesidad de renovar la fábrica, ya que se consideraba que el templo se había quedado pequeño y que resultaba inapropiado para hacer frente a las nuevas necesidades de la ciudad, así en 1504 se contrata la reconstrucción del cuerpo de la iglesia con Martín de Solórzano. La portada sigue el esquema habitual del gótico final.

Tras la muerte de Solórzano en 1506 se interrumpen las obras en el templo y no se reanudan hasta unos años después, encargándose entonces de las obras Juan Campero y Pedro de Güelmes. La capilla mayor y el crucero están ya dentro de una estética claramente renaciente y trabajaron en su edificación maestros del renacimiento abulense.

Los Cuatro Postes - Extramuros de la Ciudad
El primer acercamiento a la ciudad puede hacerse desde este privilegiado mirador que fue levantado sobre uno anterior en 1566 por el maestro Francisco de Arellano, que inicialmente estuvo dedicado a San Sebastián. En este humilladero se sitúa tradicionalmente uno de los pasajes más conocidos y entrañables de su vida, aunque la aventura infantil de Teresa y Rodrigo en busca del martirio a tierra de moros no debió llegar más allá del puente sobre el Adaja.

Ruta Teresiana en Ávila

Ruta Teresiana en Ávila (I)
Ruta Teresiana en Ávila (II)
RutaTeresianaI lista

Qué ver y qué hacer en Ávila y Alfoz