Turismo Castilla y León

Ruta por la Denominación de Origen Rueda

Rueda - Serrada - Nava del Rey - Medina del Campo - Tordesillas - Pollos - Castronuño - Villafranca de Duero - Nieva - Santiuste de San Juan Bautista

La Denominación de Origen Rueda, aunque productora de vinos blancos, rosados y tintos, se ha ganado un hueco en el panorama vitivinícola español gracias a la variedad blanca verdejo, causa del potencial aromático de sus blancos.

Su territorio se encuentra enclavado entre vastas extensiones de viñedo que comparten Valladolid, en más de un 90%, Segovia y Ávila. Sus municipios atesoran caseríos, palacios, templos y conventos de alto interés cultural.

Ruta del vino Rueda
Consejo regulador de Rueda
Estación Enológica de Castilla y León

Iniciamos la ruta en la villa de Rueda, localidad declarada Conjunto Histórico y que da nombre a la Denominación de Origen, siendo el centro neurálgico de la actividad vitivinícola. En ella se encuentra la Sede del Consejo Regulador y la de la Estación Enológica de Castilla y León. Sus calles agrupan un rico conjunto protagonizado por casonas señoriales de finales del siglo XVII.

La Ermita del Cristo de las Batallas, popularmente conocida como 'La Cuba', se construyó con el dinero de los bodegueros que fueron vertiendo vino en una cuba de quinientos cántaros. Con la venta del vino levantaron así el templo. Destaca, además, la Iglesia de Santa María de la Asunción, de porte barroco y con magníficos retablos en su interior. Sus dos torres cilíndricas la delatan.

Viñedos D.O. Rueda
Máquina de vendimiar.
Iglesia de Santa María la Asunción - Rueda

A tan solo 5 kilómetros de Rueda se encuentra La Seca, La Cuna del Verdejo. Conserva reminiscencias de su pasado, representado en casonas con escudos señoriales. Es curioso reseñar la gran abundancia de bodegas construídas en los sótanos de las casas.

Destaca la Iglesia de Santa María de la Asunción, de estilo renacentista proyectada por Gil de Hontañón en el s.XVI. En su interior destacó un retablo barroco de Churriguera, destrozado al caer la torre y del que sólo se han salvado dos columnas salomónicas. Cuenta con sillería barroca en el coro. A mediados de abril se celebra cada año la Fiesta del Verdejo.

Muy cerca está Serrada, otra de las villas importantes de la D.O., y que lleva el vino impregnado en sus calles. A cada paso, un símbolo o un monumento, levantado cada año con motivo de la vendimia, aparece junto a los carteles indicadores de las bodega. Su Iglesia parroquial de San Pedro merece una visita, un templo de una sola nave levantado en ladrillo.

La Seca
Iglesia Parroquial de San Pedro - Serrada
Nava del Rey

Nava del Rey se suma a la lista de municipios amparados por la D.O. Rueda. Su vinculación al vino se aprecia simplemente en el paisaje, poblado de viñas. Aquí hay que visitar la Iglesia de los Santos Juanes, de estilo gótico tardío y de tres naves. Quizá sea uno de los templos más llamativos, pero no el único.

En las afueras del pueblo, está la Ermita de la Virgen de la Concepción, patrona del pueblo, la de Santa Cruz, la del Hospital de San Miguel y la del Convento de las Agustinas, del siglo XVI. Este pueblo fue el centro más importante de la tonelería de la región, donde trabajaron seis cuberos. Desparecidos en su mayoría, hoy aún pervive uno.

Bodega subterránea - Nava del rey
Castillo de la Mota - Medina del Campo
Iglesia de San Antolín - Medina del Campo

Desde aquí se llega a Medina del Campo, la ciudad de las ferias que alcanzó su máximo esplendor en la Edad Media, siendo el suyo uno de los mercados más importantes de todo el mundo.

Cuenta con infinidad de atractivos turísticos, como el Castillo de la Mota, construido en el siglo XV con ladrillo rojo, la Plaza Mayor, punto neurálgico de la ciudad, junto al Palacio Testamentario, o la Iglesia de San Antolín.

Tordesillas, en cuyas Casas del Tratado se firmó el documento que dejaba dividido en dos partes el nuevo mundo. Sus calles provocan sorpresa a cada paso y, si uno se fija bien, podrá observar los respiraderos de las bodegas que pasan desapercibidas. En 1977 fue declarada Conjunto Histórico Artístico.

Tordesillas
Iglesia Museo de San Antolín - Tordesillas
Casas del Tratado de Tordesillas

Desde la Plaza Mayor comienza la visita a la villa donde destaca el Real Monasterio de Santa Clara, un antiguo palacio que mandó construir Alfonso XI al modo de los alcázares árabes. El Museo de San Antolín, famoso por su torre, en la que cuentan que Juana la Loca se asomaba para recordarle al pueblo que seguía cautiva. Se suma a este templo la Iglesia de Santa María, parroquia principal de la villa, y la Iglesia de San Pedro.

Muy cerca se encuentra el Espacio Natural de las Riberas de Castronuño-Vegas del Duero, entre los términos municipales de Pollos, Castronuño y Villafranca de Duero.

En la provincia de Ávila destaca el conjunto urbano de Madrigal de las Altas Torres, en plena comarca de la Moraña. Rodeada de murallas, hoy se conservan algunas puertas de entrada que respetan, como el resto del municipio, las construcciones en ladrillo, huella del mudéjar. El Real Convento de Santa María de Gracia, antiguo palacio, es otra de las joyas de la villa y donde pudo nacer Isabel La Católica.

Riberas de Castronuño
Madrigal de las Altas Torres - Ávila
Monasterio de Santa María la Real de Nieva - Segovia

Por lo que respecta a Segovia, destacan las localidades de Nieva, con su impresionante Monasterio de Santa María la Real donde, en los capiteles del claustro, aparecen escenas relacionadas con el vino y la de Santiuste de San Juan Bautista, con el Parque Temático de la Estepa Castellana.

RutavinoRueda lista

Qué ver y qué hacer en Montes Torozos