Turismo Castilla y León

Siguiendo los Cauces del Torio y del Bernesga

León Capital - Navatejera - Villaquilambre - Garrafe de Torío - Matallana - Candanedo de Fenar - La Robla - Cuadros - Lorenzana - Villabalter - San Andrés del Rabanedo - Ferral del Bernesga ...

El punto de partida es León, ciudad monumental que cuenta con obras de arte sobresalientes en muy diferentes estilos: la Basílica de San Isidoro de estilo románico, la Catedral de estilo gótico y San Marcos de estilo plateresco son tres claros exponentes reconocidos a nivel internacional.

Junto a ellos, destacan también el Palacio de Botines, obra de Gaudí, el renacentista Palacio de los Guzmanes y las estrechas callejuelas del Barrio Húmedo, donde se afilan mesones y bares en los que degustar las famosas tapas de León.

Con esta esencia histórica conviven otros edificios modernos como el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac), y el Auditorio, focos de la vida cultural leonesa.

Bernesga - León
Basílica de San Isidoro - León.
Catedral de León

Dejamos atrás la ciudad saliendo por la calle Mariano Andrés en dirección a Navatejera. Aquí puede visitarse una Villa romana con restos arqueológicos de los siglos V al I a. C. Cabe destacar la importancia de sus mosaicos, sobre todo el conocido como La Exedra, formado por hexágonos irregulares.

La carretera prosigue paralela al Torío hasta llegar a Villaquilambre y San Feliz de Torío, que conserva una casa solariega con los escudos heráldicos de los Robles y Álvarez. De origen romano, Palazuelo de Torío guarda en su Iglesia la imagen de Santa Eugenia, perteneciente a la ermita que antaño existió a las afueras del pueblo, en el camino de Valdequinta.

Convento de San Marcos - León
San Feliz de Torío
Palazuelo de Torío

Garrafe remonta sus orígenes al menos al siglo XV, al estar incluido por aquel entonces en el Becerro de las presentaciones de la Catedral de León. En esta zona, se aprecia a ambos lados del río vegetación de monte y algún que otro viejo robledal autóctono que convive con nuevos pinares, conformando un agradable tapete forestal.

Pardavé, con su iglesia, anuncia ya la cercanía de Matallana, desde donde pueden realizarse numerosas rutas de montaña (ver apartado senderismo). Regresando sobre sus pasos, el viajero debe ahora abandonar la vega del Torío para adentrarse en la zona del Fenar, a través de la CL-626.

Pardavé
Pardavé
Matallana de Torío

Se pasa así por Solana y su paraje de Las Barreras, formación geodésica de apariencia similar a Las Médulas bercianas, cuyas arenas y barros tienen propiedades curativas para las enfermedades reumáticas; Candanedo, que preserva vestigios de su origen romano; Rabanal de Fenar, con sus escudos heráldicos barrocos y su tradicional Aguisao, y Brugos de Fenar antes de llegar a La Robla.

Aquí es obligatorio visitar la Ermita de Celada, santuario de estilo románico datado entre los siglos XIII y XIV. Su interior está presidido por un espectacular retablo herreriano con la imagen de la Virgen de Celada, talla románica de la misma época que la ermita.

Rabanal de Fenar
Brugos de Fenar
Virgen de Celada - La Robla

Igualmente interesante resulta el mural y cerámica de Vela Zanetti en el Colegio de Formación Profesional Virgen del Buen Suceso.

Tomando como guía la ribera del Bernesga, el recorrido continua en dirección a Cascantes, que muestra la arquitectura tradicional de la zona en numerosas viviendas, y La Seca, rodeado por una exuberante vegetación gracias a las aguas del río.

Entre los arroyos de Valdeborricos y Espinadas, nos acercaremos a Cuadros, donde el viajero es recibido por la Ermita de Santa María Magdalena.

La Robla
Cascantes
La Seca

Ya en Lorenzana puede visitarse el Museo Etnográfico, en el que se exhiben desde libros, mantones y candiles hasta escenas que representan el trabajo de la vida cotidiana de la ribera del Bernesga.

La CL-623 conduce a León, por lo que hay que cambiar de dirección para, tras pasar por San Andrés del Rabanedo y Ferral del Bernesga alcanzar Montejos del Camino, cuya Iglesia preserva en su cúpula un artesonado del siglo XII.

En Valverde de la Virgen es necesario tomar la N-120 hasta la última parada del recorrido: La Virgen del Camino.

Cuadros
Lorenzana
La Virgen del Camino

El actual santuario fue construido en 1961, pero su origen se remonta a una ermita previa que, según narra la leyenda, se erigió tras aparecerse la Virgen a un pastor en aquél lugar.

Sólo resta ya retornar a León para dar por concluida la ruta.

Ruta TorioBernesga lista

Qué ver y qué hacer en Cuatro Valles - Cantábrica Leonesa