Turismo Castilla y León

Un Paseo por el Norte de la Bureba - Burgos

Comarca: La Bureba - Oca y Tirón

Oña - Poza de la Sal - Castil de Lences - Abajas - Rucandio - Madrid de las Caderechas - Huéspeda - Herrera de Valdivielso

Distancia Total: 40 Km

Sorprende al viajero este rincón de la provincia de Burgos por la calidad y riqueza de sus recursos turísticos de todo tipo: naturales en el Desfiladero del Río Oca, en el recóndito y exuberante Valle de Caderechas y en el original Paisaje geológico de las Salinas de Poza de la Sal. El patrimonio histórico y artístico no va a la zaga y podremos disfrutar de la arquitectura tradicional de sus pueblos, el conjunto monumental de Poza de la Sal y la histórica villa de Oña.

Toda la villa de Oña conserva plazas y rincones de claro sabor medieval, como la calle Barruso, calle de la antigua judería. Podemos contemplar los restos de la antigua muralla y la Iglesia gótica de San Juan en cuya torre está instalado un pequeño museo. El Monasterio de San Salvador de Oña es uno de los hitos de la historia de Castilla, el impresionante edificio alberga numerosas obras de arte.

Destacan los panteones reales y condales, el retablo mayor barroco, la sillería coral, diferentes tablas y pinturas murales góticas, la sacristía con bellas piezas artísticas, el antiguo refectorio y el magnífico claustro del siglo XVI obra de Simón de Colonia. Debe visitarse el interesante Centro de Interpretación del Medievo que nos ayudará a conocer mejor la historia de Oña y , especialmente, la del Monasterio de San Salvador.

Iglesia del Monasterio de San Salvador - OñaClaustro del Monasterio de San Salvador - OñaCastillo de los Rojas - Poza de la Sal

A los pies de un macizo rocoso, sobre el que se alza el Castillo de los Rojas, se encuentra la villa de Poza de la Sal que aún conserva, junto a sus famosas salinas, el encanto de viejas calles que guardan el sabor de otros tiempos. Esta pintoresca villa medieval se asienta en el borde del páramo que delimita la Bureba por el oeste. Su desarrollo histórico va íntimamente unido a su principal fuente económica hoy desaparecida: la explotación de la sal.

El visitante no debe eludir un recorrido por sus calles empedradas de fuerte sabor medieval. Debe visitarse el Conjunto de las Salinas iniciando el itinerario en la antigua Casa de Admistración de las Salinas del siglo XVIII que alberga el Centro de Interpretación de las Salinas. Los edificios de interés son la Iglesia de San Cosme y San Damián, gótica con portada barroca en la que destacan los retablos de su interior. El Ayuntamiento, edificio del siglo XVI; el Arco Conjuradero, puerta principal de la villa; la Puerta Alta; la Plaza Nueva; los restos de la muralla y el imponente Castillo de los Rojas.

Convento de la Asunción - Castil de Lences Iglesia de Santa María La Mayor - Abajas Cerezos en flor - Valle de las Caderechas

En Castil de Lences, perteneciente al municipio de Poza de la Sal, un pequeño y remoto pueblo situado en uno de los valles occidentales de La Bureba, cuenta con una Iglesia parroquial del siglo XII, una de las más antiguas del románico burgalés, aunque su verdadera joya artística es el Monasterio de la Asunción, de monjas clarisas fundado a finales del siglo XIII. Una muralla de piedra protege todo el conjunto monacal, que está muy integrado en el pueblo, ya que los materiales utilizados en su construcción son similares a los del caserío. El monasterio guarda en su interior numerosos y valiosos elementos artísticos. Leer más»

MONASTERIO DE LA ASUNCIÓN - CASTIL DE LENCES

La joya de Castil es el Claustro, de planta trapezoidal y construido con piedra toba. Las crujías están cubiertas por bóvedas de crucería, y el refectorio, por cuatro arcos rebajados, que sostienen una techumbre de madera. Sus capiteles son austeros. En las cuatro esquinas del claustro apreciamos las estrellas de los Rojas y las barras de los Velasco. Tradicionalmente el suelo fue de ladrillo rojo, pero una reconstrucción poco acertada le dotó de un suelo de cemento que rompe bastante con la estética del conjunto.

La Iglesia conventual está cubierta por varias bóvedas góticas estrelladas. La sillería es austera y queda perfectamente iluminada por la luz que le proporcionan sendos ventanales ojivales, abiertos en la restauración de 1964. En la cabecera hay un interesante retablo barroco del siglo XVIII. Un elemento muy valorado en el monasterio es el coro, situado a los pies de la iglesia, cubierto por una bóveda ojival de finales del XIII. Entre sus tesoros artísticos hay que destacar un tríptico hispanoflamenco, con escenas de la Pasión.

Las monjas clarisas han vivido en el monasterio desde su fundación, renovando cada día los propósitos de su fundadora. Actualmente se dedican a restaurar valiosas telas y bordados.

Abajas está situado en el límite occidental de La Bureba. Su Iglesia es una de las manifestaciones más espléndidas del románico burebano. El solar sobre el que se asienta la iglesia se levanta por encima del pueblo y ofrece una buena oportunidad para asomarse a La Bureba. Leer más»

IGLESIA DE ESTILO ROMÁNICO BUREBANO - ABAJAS

El estilo dominante en la construcción del templo es el románico, aunque pueden distinguirse dos etapas: una primera, de mediados del siglo XII, que se corresponde con la estructura de la nave principal y el ábside, y una segunda, algo posterior, en la que se abre la portada.

La iglesia la componen dos naves, con una portada abierta en el muro sur, protegida por un atrio, y una torre-campanario de planta cuadrangular, situada a los pies de la nave principal y a la que se accede por una escalera de dos tramos, adosada al muro sur.

En el exterior, el ábside se levanta sobre un pequeño podio y está articulado en tres tramos que se diferencian entre sí por tres esbeltas columnas. Una fina moldura ajedrezada lo recorre a la altura de la imposta de las ventanas. Una hilera de canecillos decora el alero. Los vanos tienen forma de arco de medio punto. Cada uno de ellos tiene el tímpano decorado con tres arquitos ciegos, uno en la parte superior y dos en la inferior.

En el interior, el ábside está cubierto por una bóveda de horno, mientras que una bóveda de cañón, ligeramente apuntada, cubre el presbiterio y la nave principal. La nave lateral se añadió en el siglo XVI y tiene tres tramos cubiertos con bóveda de crucería estrellada.

La escultura de la iglesia está relacionada con el grupo de Silos, especialmente la portada. Está formada por dos arquivoltas, una historiada y otra lisa, y un curioso tímpano, decorado con arquitos ciegos polilobulados, sostenido por ménsulas. Hay una gran riqueza de temas iconográficos, algunos muy característicos del románico: hombre luchando contra dragón, encapuchado sacándose una espina, jinete con un perro sobre el caballo, águila cazando. En los capiteles del interior encontramos leones, arpías y aves afrontadas. Hay también algunos más sencillos, adornados con decoración floral.

Para completar esta ruta podemos visitar Rucandio, Madrid de las Caderechas, Huéspeda o Herrera de Valdivielso. Todos ellos permiten un simpático paseo por sus calles y bosques y, sobre todo, unas extraordinarias panorámicas de todo el Valle de las Caderechas.

Ruta NortedelaBureba lista

Qué ver y qué hacer en La Bureba - Oca y Tirón