Turismo Castilla y León

Tras el rastro de Cipriano Salcedo - Valladolid

Comarca: Valladolid y Alfoz

Valladolid Capital

Nunca se hubieran imaginado los habitantes de la ciudad de Valladolid que un personaje, surgido de la imaginación del gran novelista Miguel Delibes, iba a ser objeto de tal peregrinación turística.

Hoy cientos de visitantes siguen la huella de Cipriano Salcedo, en el encandilador escenario que proporciona la capital vallisoletana. 

Cipriano Salcedo, personaje central de la novela El Hereje, es el hilo conductor que el escritor Miguel Delibes recrea en el escenario del Valladolid del siglo XVI. Después de publicarse la obra, considerada como cumbre de la narrativa española de la segunda mitad del siglo XX, el impacto fue tal entre los lectores e intelectuales que obligó al Ayuntamiento de la ciudad a trazar una ruta turística.

Miguel Delibes.
Plaza de San Pablo - Valladolid
Iglesia de San Pablo - Valladolid

La ruta recorre los principales lugares que Delibes describe en el libro, bajo la mirada de Cipriano, que se convierte así no sólo en el protagonista y eje imaginario de la novela, sino también en un mito y una auténtica referencia turística. Con él, el viajero descubrirá cada calle, plaza y palacio del antiguo y actual Valladolid.

Ni Miguel de Cervantes, ni Cristóbal Colón, ni siquiera el Conde Ansúrez fundador de la ciudad han logrado alcanzar tal dimensión popular y turística.

Basada en el texto de Delibes, la ruta reconstruye la villa en su momento de máximo esplendor: la primera mitad del siglo XVI, cuando contaba ya con una población de 28.000 habitantes.  Todo el relato gira en torno a dos grandes autos de fe acaecidos en octubre de 1559 en Valladolid, aunque el itinerario guiado va más allá y se detiene en los principales enclaves reflejados en el libro.

Cristo yacente - Iglesia de San Pablo
Palacio de Pimentel - Valladolid
Palacio de Pimentel - Valladolid

El recorrido comienza en la Plaza de San Pablo, para morir en el Campo Grande, donde antiguamente estaban las puertas de la ciudad. Un total de once estaciones trazan la ruta y diversos hitos hacen referencia a algún fragmento de El Hereje, acompañado del grabado de un personaje del relato.

La casa de los Salcedo es el primer alto, al que sigue el de La Corte y la Iglesia, en el magnífico entorno de la plaza de San Pablo, donde destaca el conjunto de la Iglesia de San Pablo, el Museo de Escultura Policromada y el Palacio de Pimentel. Leer más»

MUSEO NACIONAL DE ESCULTURA

Instalado en el antiguo Colegio de San Gregorio, el edificio fue construido a fines del siglo XV por iniciativa de Fray Alonso de Burgos, con el objetivo de formar a frailes dominicos. Es uno de los mejores ejemplos de gótico hispano flamenco, destacando el patio, la fachada y la escalera, con una abundante decoración, característica del estilo. Se repite la flor de lis, y los emblemas y escudos de los Reyes Católicos, Patronos del Colegio. No se ha podido documentar su autoría, aunque se barajan nombres de artistas tan importamtes como Gil de Siloé, Simón de Colonia y Juan Güas, autor este último de la capilla funeraria del fundador.

La Colección Está formada por un conjunto de escultura religiosa española de los siglos XIII al XVIII, realizada en madera. Los retablos, sillerías, monumentos funerarios y pasos procesionales marcan la evolución de la imaginería española a lo largo de los estilos gótico, renacentista, manierista y barroco.

Tres escultores de la escuela castellana Alonso Berruguete, Juan de Juni y Gregorio Fernández, exponentes del manierismo expresionista y el naturalismo barroco, están representados por algunas de sus obras más significativas: el Retablo Mayor de San Benito El Real de Valladolid, el Entierro de Cristo, o el Paso Procesional de la Piedad.

La contemplación de la imaginería exenta de los siglos XIII y XIV, junto a ejemplos de gótico flamenco e hispano-flamenco, conjuntos renacentistas como la gran Sillería del Coro de San Benito El Real de Valladolid, o la representación de imaginería barroca evolucionando desde la espiritualidad del siglo XVII a la amabilidad y decorativismo del XVIII... permiten conocer obras de autores como Felipe Bigarny, Diego de Siloé, Alonso Cano, Pedro de Mena, Juan Alonso Villabrille o Pedro de Sierra.

El núcleo inicial de esta colección se forma en torno a 1.835, procedente de iglesias y conventos vallisoletanos, afectados por los decretos desamortizadores del siglo XIX, y se ha ido completando con adquisiciones del Estado.

Desde el año 1.933, coincidiendo con su traslado al Colegio de San Gregorio, el Museo ostenta por Decreto la categoría de Nacional de Escultura.

Horario:
Invierno del 01/11 a 31/03: Laborables de 10 a 14h y de 16 a 18h.
Verano: Del 01/04 a 30/09: De martes a sábados de 10 a14h y de 16 a 21h.
Domingos y festivos de 10 a 14h. Lunes cerrado.
Los festivos 1 y 6 de enero; 1 y 13 de mayo; 8 de septiembre; 24, 25 y 31 de diciembre, cerrado

Entrada: general; 2.40€. Reducida; 1.20€. Gratuito: menores de 18 años, mayores de 65, jubilados y desempleados. Gratuito sábados de 16 a 18h y domingos.

El Palacio de los Pimentel, de estilo renacentista y construido en el siglo XVI, ha sido residencia de familias nobles y de monarcas a lo largo de su historia, destacando el nacimiento en él del rey Felipe II el 21 de mayo de 1527. Leer más»

PALACIO DE PIMENTEL

El Palacio se encuenta ubicado en la esquina de la Plaza de San Pablo, con la calle Cadenas de San Gregorio y la calle Angustias. Sus primeros propietarios fueron los marqueses de Astorga y posteriormente fue de los Pimentel y de los condes de Rivadavia, nombres éstos con los que se conoce el Palacio.

En la actualidad, es sede central de la Diputación Provincial, que ha llevado a cabo importantes obras de acondicionamiento dirigidas por el arquitecto Fernández Casanova.

Construido en su mayor parte de ladrillo, la piedra aparece en la esquina y portada, presenta una torre de mediana altura en el ángulo. El acceso es mediante un arco carpanel, sobre el que se sitúa un balcón, flanqueado por escudos de los Rivadavia.

Ventana del Palacio: Destaca la ventana de la esquina, labrada en piedra, importante muestra del plateresco. Adopta la planta de la esquina en ángulo agudo, presenta un zócalo con dos bichas, por encima del cual se abre, dividiéndose el hueco un fina columnilla, un arco poligonal de seis lados, flanqueado por dos columnas abalaustradas y rematado en cornisa de la que se sitúa el escudo de los Pimentel. Adornada con labores platerescas, de estilo burgalés de la escuela de Diego de Siloé y artesonado mudéjar.

Puerta Principal: De piedra con arco capanel de estilo gótico. El muro de la fachada es de ladrillo de tejas con aparejo a tizón. El balcón, que comunica con el Salón de Plenos, tiene a ambos lados los escudos de los condes de Rivadavia. La Puerta, del año 1943, en hierro con apliques de bronce, procede del taller del broncista Luis Barrera.

Zaguán: Es un vestíbulo rectangular que comunica la calle con el patio. En las paredes se ha instalado un zócalo de azulejos que representan históricos episodios de la ciudad.

Patio: Es porticado, pieza fundamental de los palacios del siglo XVI. Es de planta cuadrada con columnas en todos los lados, que soportan el piso superior por medio de un artrabe con zapatas, elemento mudéjar. El suelo enchinarrado y el pozo central son elementos que nunca faltan en estos patios. El piso superior se ha restaurado con forma de galería de madera acristalada. En uno de sus ángulos se ha instalado una puerta gótica de nogal de finales del siglo XV.

Galería superior del Patio: Está reconstruida, con formas de los patios castellanos: pies derechos de madera que sostienen el tejado por medio de zapatas. Un artesonado recorre toda la galería. Los cuatro lados del tejado vierten sus aguas al patio y son recogidos por un pozo central.

Salón de plenos: Se celebran sesiones plenarias de la Corporación Provincial. Está ocupado por la Presidencia y los escaños de los Diputados. El techo se cubre con una armadura mudéjar traída de la Iglesia parroquial de Villafuerte de Esgueva. La forma de la armadura es conocida como "de par y nudillo". Varios pares de vigas de maderas soportadas en ménsulas que sirven de tirantes y mantienen la tensión del conjunto. Del corredor central penden elaborados mozárabes.

Ventana plateresca interior: Desde el interior del despacho del Presidente de la Diputación se pueden ver los detalles decorativos tallados en la piedra de la ventana plateresca.

Sala de comisiones. Armadura Mudéjar: Se encuentra una armadura de finales del siglo XV. De una base cuadrada se pasa, por medio de unas trompas en las esquinas, a una forma octogonal. Decorada con el escudo de Fray Alonso de Burgos, fundador del colegio al que pertenece la armadura, y la flor de lis, repetida en los huecos que dejan las labores de lacería.

Horario: Todo el año: entrada libre al patio y sala de azulejos de lunes a domingos de 8:00 a 15:00 horas. Si hay alguien en el Punto de Información Turística que suele ser en verano, se puede visitar: de martes a sábados de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 19:00 horas. Domingos y festivos de 10:00 a 14:00 horas.

Para visitas de grupos y para visitar el salón de plenos y la sala de comisiones de la planta de arriba hay que solicitar permiso por teléfono llamando al +34 983 427 100.

Colegio de San Gregorio - Valladolid
Palacio del Licenciado Francisco de Butrón
Palacio del Licenciado Francisco de Butrón

A escasos metros, el turista conocerá el mundo de los letrados, en la Plaza de Santa Brígida. Aquí se encuentra el Convento de Santa Brígida que da nombre a la plaza y en la esquina, entre ésta y la calle de San Diego, lo que fuera el Palacio del Licenciado Francisco de Butrón, abogado de la Real Audiencia y Chancillería.

El palacio se convierte en la excusa para explicar la forma de administrar justicia en la época.

La nobleza y la aspiración nobiliaria marca el siguiente hito en la Plaza de Fabio Nelli, donde hoy está el Museo Provincial de Valladolid. En torno a la plaza de Palacios se ubicaron las principales mansiones y casas palaciegas de Valladolid. Hoy todavía se mantienen en pie, además del citado palacio, el de los Valverde.

Palacio de Fabio Nelli - Valladolid
Palacio de Fabio Nelli - Valladolid
Palacio del Conde de Benavente - Valladolid

En la Plaza de la Trinidad, presidida por la iglesia que lleva su nombre y por la Biblioteca Municipal, se hace la siguiente parada conocida como el almacén de la Judería y el Hospital de Expósitos.

Narra la novela que aquí la familia de los Salcedo tuvo un almacén de lanas, muy cerca del antiguo Palacio del Conde de Benavente, que más tarde sería orfanato.

El Convento de Santa Catalina, encabezando a los implicados en la Reforma, dista unos 30 metros. Las religiosas también cobran vida en la narración que explica cuál era su función en la época.

Palacio del Conde de Benavente - Valladolid
Convento de Santa Catalina - Valladolid
Convento de San Benito - Valladolid

El entierro de Leonor de Vivero y la Casa de Alonso Berruguete marcan las siguientes paradas. La primera, en lo que se conoce como la Capilla de Fuensaldaña, en las traseras del Convento de San Benito y en las inmediaciones de la Iglesia de San Agustín y el Museo de Arte Contemporáneo. La segunda, junto a la iglesia de San Benito, es una excusa para visitar la iglesia y de paso conocer que el destacado escultor fue el encargado de realizar la 'tabla de bulto' de nuestro protagonista.

La Taberna de Garabito, entre la plaza de Fuente Dorada y la calle Cánovas del Castillo, fue lugar concurrido por Cipriano quien ya probó los excelentes vinos de Rueda. Aquí también aparece la casa de Orates y el cruce con la comitiva real.

Plaza Mayor - Valladolid
Ruta del Hereje - Valladolid
Plaza Zorrilla - Valladolid

La Plaza Mayor, punto neurálgico de la vida de la ciudad, sería el escenario de la celebración del Auto de Fe en el que se condenaría a Cipriano. Desde aquí nos dirigimos, rumbo a las puertas de la ciudad, a la calle Santiago, columna vertebral del casco histórico del Valladolid presente.

Hacia la mitad, en la iglesia de Santiago, una placa recuerda que el doctor Cazalla impartió más de un sermón en su interior.

La ruta concluye en las inmediaciones de la Plaza Zorrilla, presidida por una estatua del célebre escritor, más en concreto en la Puerta del Campo, puerta de salida y entrada a la ciudad y núcleo de la mancebía que se concentraba en la actual Casa Mantilla, antiguo Hospital de la Resurrección.

Ruta DelHereje lista

Qué ver y qué hacer en Valladolid y Alfoz