Turismo Castilla y León

El Duero a su paso por la Provincia de Valladolid

Valdearcos de la Vega - Bocos - Curiel - Pesquera - Valbuena - Quintanilla de Onésimo - Olivares - Sardón - Tudela - Boecillo - Simancas - Tordesillas - Pollos - Castronuño - Villafranca

La Ruta del Duero es uno de los ejes culturales más importantes del sur de Europa. Un nervio que parte en dos la Comunidad y que permite disfrutar de una oferta turística de naturaleza, arte y gastronomía.

En Castilla y León, por donde transcurre el 80% de su trazado, recorre cinco provincias: Soria, Burgos, Valladolid, Zamora y Salamanca. Nace en los Picos de Urbión, en Soria, y después de consumir 572 kilómetros por territorio regional inicia, desde La Fregeneda (Salamanca), su último tramo hasta la desembocadura en Oporto (Portugal) completando así el 20% del trazado total.

Su ubicación geográfica se convierte en un importante nervio cultural que recibe en sus orillas cerca del 35% del Patrimonio Histórico Artístico de la región. Como lo demuestra la concentración de más de un centenar de ermitas, puentes medievales y romanos, palacios, castillos, museos, cuatro catedrales y una veintena de conventos y monasterios que jalonan sus orillas a su paso por cerca de 60 términos municipales.

Valdearcos de la Vega
Ermita Valdearcos de la Vega
Puente Bocos de Duero

El cauce del Duero se asoma al Valle del Cuco y entra en la localidad de Valdearcos de la Vega, primer enclave vallisoletano que atraviesa la línea del gran río. Se trata de una villa con edificaciones de piedra que luce un interesante rollo renacentista en el medio de la Plaza Mayor.

Destaca la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XV) con arco triunfal de medio punto y la Ermita de la Virgen de la Zarzuela y del Santo Cristo, ambas edificadas en piedra.

El Valle del Cuco acompaña todavía al Duero a su paso por Bocos de Duero, pequeña villa situada en la falda de una montaña sobre la que se divisa una impresionante panorámica de todo el valle.

El Duero, de imponente cauce en este tramo, se nutre del arroyo que desemboca en su corriente y que lleva el mismo nombre del valle. Fundada en época romana, se conserva la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves, gótica del siglo XIII, que es la patrona de la localidad.

Iglesia de Bocos de Fuero
Curiel de Duero
Curiel de Duero

Curiel de Duero El Duero sigue marcando la toponimia de los pueblos que atraviesa a lo largo de la geografía vallisoletana. Los viñedos de la Ribera del Duero se reparten generosos a ambos lados de un caudaloso cauce, que continúa camino hacia el corazón de esta comarca vitivinícola.

Dos impresionantes castillos divisaron la línea del Duero desde antiguo, el Castillo de Arriba, del siglo XIII, es el más antiguo de la provincia y algunos autores sostienen que incluso fue fortaleza en época romana. Y el Castillo de Abajo, del siglo XIV, que se utilizó como cárcel para prisioneros. Dos Iglesias, San Martín y Santa María, se conservan en el interior del pueblo.

La corriente llega hasta una de las localidades más importantes de la Ribera del Duero, Pesquera de Duero, que cuenta con un importante circuito de Bodegas subterráneas denominado 'Cotarro de San Pedro'. En la localidad se encuentran más de una decena de representativas bodegas de la Denominación de Origen que se nutren de la riqueza fluvial del río Duero.

Pesquera de Duero
Monasterio Valbueba de Duero
Viñedos en Quintanilla de Onésimo

Dos interesantes edificios artísticos complementan su oferta turística: la Iglesia parroquial de San Juan Bautista, de estilo herreriano (siglo XVII) y la Ermita de Nuestra Señora de Rubialejos, barroca del XVII. Muy cerca está el Yacimiento arqueológico de Pintia, que también merece una visita.

Valbuena de Duero Esta localidad es la cuna de los vinos de la prestigiosa Vega Sicilia, además de otras muchas bodegas que también elaboran sus caldos desde este punto de la Ribera del Duero. En Valbuena está la Iglesia parroquial de Nuestra Señora del Castillo.

En el término de San Bernardo, se alza el Monasterio cisterciense de Santa María, declarado Bien de Interés Cultural en 1931 que acoge la sede permanente de Las Edades del Hombre, exposición itinerante dedicada al arte religioso de Castilla y León.

El río Duero entra en Quintanilla de Onésimo a través de un magnífico puente renacentista del siglo XVI. En la localidad también se pueden realizar diversas rutas de senderismo por los alrededores. Una buena idea es pasear por las Cañadas del monte del Carrascal, situadas entre el río y el canal, para disfrutar de la flora que nace en las proximidades.

Iglesia de Quintanilla de Onésimo
Olivares de Duero.
Iglesia de Olivares de Duero

En la localidad conviene no perderse la Iglesia parroquial de San Millán, que atesora un magnífico retablo mayor renacentista, con pinturas de Jerónimo Vázquez. La fiesta de la vendimia, que se celebra en octubre, concentra todos los años a numerosas personas que se acercan a la plaza mayor de la localidad para participar en la famosa pisada de la uva y degustación del primer mosto.

Otra vez es un puente el que recibe al caudaloso río Duero. Olivares de Duero conserva un magnífico conjunto de siete arcos construido en el siglo XVI por orden de los Reyes Católicos y ratificación de Carlos V. Aunque tradicionalmente este puente se le asigna a la vecina Quintanilla de Onésimo, hay datos que corroboran su vinculación a Olivares de Duero.

Después de pasear por el puente y contemplar el caudal del río, merece la pena entrar en la Iglesia parroquial de San Pelayo, de estilo gótico. Guarda un magnífico retablo plateresco del siglo XVI del Maestro de Olivares. La riqueza de sus tablas merece una contemplación reposada.

Monasterio de Santa María de Retuerta
Sardón de Duero
Iglesia Tudela de Duero

Sardón de Duero A un kilómetro de esta localidad está el Monasterio de Santa María de Retuerta, que hoy en día incluye una bodega dentro de sus instalaciones. Fundado en 1145, el monasterio benedictino conserva su tipología, iglesia, sala capitular, claustro y destacan sus ábsides románicos. La iglesia es del siglo XII, el claustro postherreriano del siglo XVI y la hospedería del XVIII. La Iglesia parroquial de San Juan Bautista, en piedra, es un edificio del siglo XVI.

Tudela de Duero se sitúa sobre uno de los meandros del río Duero, que se abre paso entre huertas y frutales. Precisamente en la Edad Media, Tudela se forma como núcleo defensivo fortificado en uno de los meandros del río.

En el interior del pueblo destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, trazada por Gil de Hontañón que tiene una bella imagen de la Virgen con el Niño, de Juan de Juni. Y tambíen merece la pena visitar la Ermita del Humilladero de la Quinta Angustia, de estilo herreriano, construida a finales del XVI por Juan de Nantes y actualmente utilizada como sala de exposiciones.

Puente Tudela de Duero
Casino en Boecillo
Castillo de Simancas

Aunque el Duero se separa unos kilómetros de esta localidad, Boecillo es un destacado enclave de la ruta del Duero. Además del Palacio de los Condes de Gamazo, actual Casino de Castilla y León y el Parque Tecnológico, el crecimiento demográfico y urbanístico son las claves del desarrollo de este núcleo poblacional que también tiene historia. Felipe II crea aquí el Real Colegio de Escoceses para luchar contra el poder religioso de Enrique VIII en 1590.

Otra localidad cercana al gran río es Viana de Cega. Por aquí pasa el Cega, que da nombre al pueblo y desemboca en el mismo cauce del Duero. Conserva un paisaje de pinares que lo rodean en un 75% de su periferia. Muy cerca está Puente Duero, por donde sí pasa el río, camino de Simancas. Se trata de un bello puente de piedra, abierto al tráfico rodado.

Simancas La ruta se desvía hacia esta localidad, pero merece la pena acercarse para disfrutar de las espléndidas vistas desde la Plaza del Mirador. Tiene una iglesia del siglo XVI con bellos retablos y un impresionante Castillo del siglo XV que fue reformado por Felipe II para guardar los documentos de la Corona de Castilla. Ya junto al río se encuentra la Iglesia de San Miguel del Pino, del siglo XIII.

Tordesillas
Puente de Tordesillas.
Iglesia de Castronuño

Una de las panorámicas más impresionantes del río Duero es la que se contempla a su llegada a Tordesillas. Desde el puente, que precisamente contribuyó a dar origen al asentamiento de este pueblo, se divisa la belleza de la línea fluvial.

El casco histórico se asienta sobre el propio altozano que da nombre a la villa. Poco se conserva de la muralla, aparte de algunos restos dispersos que se encuentran acoplados en algunas casas. Únicamente se mantiene la denominada Torre de Sila, que ha sido restaurada.

La localidad está históricamente ligada al Tratado de Tordesillas donde finalizaron las negociaciones entre España y Portugal sobre la posesión de las tierras descubiertas en América después de 1492. Las Casas del Tratado recuerdan que allí se firmaron los documentos en 1494 entre las coronas de los dos países vecinos.

También es importante el Monasterio de Santa Clara, del siglo XIV, de estilo mudéjar, la Iglesia de San Antolín, la de San Pedro, Santa María y el Convento de San Francisco, entre otras joyas.

Embalse de Castronuño.
Reserva Natural de Castronuño
Iglesia de Villafranca de Duero

El Río Trabancos desemboca en el Duero muy cerca de la localidad de Pollos. Por aquí, y muy cerca del río, hay restos de un poblamiento antiguo donde aparecen fragmentos de cerámica posthallstática y tierra sigilata. De hecho, de esta época romana se ha encontrado una escultura de bronce. Hay una iglesia de retablo neoclásico con una talla de Jesús atado a la columna.

En Castronuño, localidad que tiene una hermosa panorámica sobre la vega remansada por el embalse de San José, el Duero crece cuando le faltan pocos kilómetros para entrar en la Denominación de Origen de los vinos de Toro.

El río llega aquí abundante, después de alimentarse de las corrientes del Riaza, Duratón, Adaja y Pisuerga. El Embalse de Castronuño sorprende por su construcción sobre llanura. Declarado Reserva Natural, es interesante por el abundante ecosistema que lo puebla. Aquí destaca su Iglesia del Cristo, edificada en el siglo XIII.

Haciendo gala a su nombre, Villafranca de Duero recibe un río bastante caudaloso. La localidad cuenta con una iglesia de reciente construcción de trazado moderno y diseño funcional.

Rutas del Duero

R1 Ruta del Duero en Burgos
R2 Ruta del Duero en Salamanca
R3 Ruta del Duero en Valladolid
R4 Ruta del Duero en Zamora
Ruta delDuero lista

Qué ver y qué hacer en Duero - Esgueva