Turismo Castilla y León

Un Paseo por el Burgos Gótico

Comarca: Burgos y Alfoz

Burgos Capital

Esta ruta nos acerca a los hitos más importantes de un estilo, el gótico, que tiene su máxima expresión en la incomparable Catedral burgalesa. En apenas unos cientos de metros se concentra, en un bien conservado barrio de hermosas iglesias y monumentos civiles, toda la esencia de una época a la que Burgos debe en mayor medida su nombradía artística.

Comienza este recorrido en la plaza de Santa María, abierta ante la fachada principal de la Catedral burgalesa, joya del gótico español presidida por las agujas diseñadas por Juan de Colonia. Su planta de cruz latina da lugar a tres naves rematadas en una girola. Desde el interior se abren catorce capillas construidas entre los siglos XIII y XVIII, a las que se añadieron entre los siglos XIV y XVI otras cuatro que se abren al claustro alto.

Catedral de Burgos
Catedral de Burgos.
Portada Sarmental - Catedral de Burgos

En la fachada principal del primer templo burgalés destaca un magnífico rosetón y una galería con ocho estatuas de los reyes de Castilla bajo la imagen de Santa María. Las otras puertas de entrada a la basílica son las del Sarmental, Pellejería y Coronería. Atención especial merece el cimborrio, obra de Juan de Vallejo y Felipe Vigarny.

Por las silenciosas vías del viejo Burgos nos acercaremos a algunas iglesias que pueden haber quedado ocultas bajo el formidable influjo de la Catedral. Por la calle de Santa Águeda llegamos a la iglesia del mismo nombre, célebre por constituir el lugar donde, según la leyenda cidiana, Rodrigo Díaz de Vivar cobró juramento al rey Alfonso VI de no haber tomado parte en la muerte de su hermano don Sancho. El actual edificio es del siglo XV y del interior destacan los conjuntos funerarios del siglo XVI.

Escalera dorada - Catedral de Burgos
Cúpula - Catedral de Burgos
Cimborrio - Catedral de Burgos

Rodeando el templo, tomamos la calle de Embajadores, conocida popularmente como el 'Callejón de las Brujas', y nos dirigimos de nuevo hacia la Catedral para subir hasta la Iglesia de San Nicolás de Bari. De su interior llama la atención el monumental retablo mayor, realizado a principios del siglo XVI por el taller de los Colonia. Se trata de un retablo sepulcro que muestra el poderío económico del mercader Gonzalo Polanco y en el que quedan representadas distintas escenas de la vida y milagros de San Nicolás y otras con temas de santos y de carácter bíblico.

Por la calle del Pozo Seco llegaremos hasta la Iglesia de San Esteban, gótica del último tercio del siglo XIII y primera mitad del siglo XIV y cuyas similitudes con la Catedral son patentes. Por la calle de San Esteban nos dirigimos hasta la muralla y el Arco de San Esteban, la puerta más interesante desde el punto de vista arquitectónico de las que se conservan de la cerca primitiva; fue construida en el siglo XIV en estilo mudéjar, con arcos de herradura y aparejo mixto de piedra y ladrillo.

Iglesia de Santa Águeda - Burgos
Iglesia de San Nicolás de Bari - Burgos
Iglesia de San Esteban - Burgos

Bajando por la calle de las Tahonas nos acercamos a otra de las puertas de la ciudad: el Arco de San Gil, obra del siglo XVI. Junto a él descubriremos la Iglesia de San Gil, adosada a la muralla. Está considerada una de las más interesantes y bellas iglesias góticas de Burgos.

La visita interior nos muestra diferentes capillas funerarias de gran calidad artística, entre las que destaca la capilla de la Natividad, que queda rematada por una original bóveda estrellada totalmente calada. También hay que mencionar la capilla de la Buena Mañana, llamada así por la temprana hora en que sus clérigos debían atender el culto.

Continúa este paseo por el barrio gótico burgalés con la visita a la Casa del Cordón, el más majestuoso representante de la arquitectura civil burgalesa del siglo XV. El edificio fue construido por encargo de los Condestables de Castilla y se atribuye al taller de Simón de Colonia.

Iglesia de San Gil - Burgos
Casa del Cordón - Burgos
Casa del Cordón - Burgos

El motivo más singular del palacio, hoy restaurado como sede de una entidad financiera, es su fachada con una gran portada adintelada y un cordón franciscano realizado en piedra que da nombre al edificio, mientras que en su interior destaca un elegante patio renacentista.

Finaliza la ruta por el corazón gótico burgalés cerca de donde comenzó: cruzando el puente de Santa María nos encontramos con la Iglesia de La Merced, tardogótica, de finales del siglo XV y principios del XVI, que debe sus hechuras al maestro Juan de Colonia.

ruta burgos gotico mini

Qué ver y qué hacer en Burgos y Alfoz