Turismo Castilla y León

Por Tierras de Desfiladeros - Burgos

Comarca: Desfiladeros del Ebro

Pancorbo - Ameyugo - Encío - Santa Gadea del Cid - Miranda de Ebro - La Puebla de Arganzón - Cucho - Treviño - San Vicentejo de Treviño - Albaina - Laño

Distancia Total: 68 Km

El Noroeste de la Provincia de Burgos es una tierra de transición con influencias en su vegetación del área de la meseta, del cantábrico y del mediterráneo. Se trata de una zona que, desde tiempos inmemoriales, ha sido vía obligada de paso entre el interior de España y el Cantábrico y Europa.

Tierra de bellos desfiladeros como los de Sobrón, Pancorbo y el Ayuda, en esta ruta conoceremos además el interesante patrimonio que atesoran sus villas: Pancorbo, Santa Gadea del Cid, Miranda de Ebro, La Puebla de Arganzón y Treviño e interesantes muestras arqueológicas de época altomedieval.

Desfiladero de Pancorbo
Pancorbo
Igesia de Santiago - Pancorbo

En Pancorbo, al final de su alargado caserío, claro ejemplo de pueblo-camino, se alza la Iglesia de Santiago, del siglo XVI y con restos románicos. Unas estrechas y, a veces, empinadas callejas que aún conservan un inconfundible aire medieval, reforzado por la arquitectura de sus casas a base de entramados de madera, permiten recorrer el pueblo y visitar su rico patrimonio.

Cruzando el Oroncillo se descubre la fachada barroca de la Iglesia de San Nicolás. El fortificado Pancorbo conserva en lo alto de las peñas del desfiladero, los restos de los Castillos de Santa Marta y Santa Engracia.

Al norte del desfiladero de Pancorbo se encuentra el pueblo de Ameyugo, cuya importancia estratégica es indiscutible. Durante la Edad Media se encontraba en uno de los ramales del Camino de Santiago. A la entrada y a la salida del pueblo hubo dos puentes, de los que aún se conserva el gótico. El Torreón de los Guevara se encuentra en el centro del pueblo. Leer más»

TORREÓN DE LOS GUEVARA - AMEYUGO

Posiblemente fue levantado por Isabel de Guevara hacia el año 1480.

Se trata de una construcción prismática, con muros bastante gruesos, realizada en sillarejo y sillería en las esquinas.

Sobre la puerta de ingreso se abre una ventana y en el segundo piso un vano más pequeño, acompañado de algunas saeteras. En el lienzo norte, también puede observarse otro pequeño ventanuco, por debajo del cual se situaba el aljibe.

En lo alto de la torre sorprende una hilera de canecillos, que permite pensar en la existencia de un cadalso.

Tan sólo se conservan unas pocas almenas en el muro septentrional.

En el interior se distinguen la planta baja y tres pisos.

Castillo de Santa Marta - Pancorbo
Iglesia de San Nicolás - Pancorbo
Encío

En la localidad de Encío cercana a Pancorbo el primitivo emplazamiento del caserío, el Barrio Alto, fue abandonado, paulatinamente, durante la segunda mitad del siglo XIX y primera del XX.

En la cima de aquel primer asentamiento, desde donde se domina una buena extensión de la Ribera del Ebro, se encuentra la deteriorada Iglesia románica de San Cosme y San Damián. Desde Encío se puede llegar hasta las ruinas del antiguo Monasterio de Santa María de Obarenes.

Cerca de Miranda de Ebro Santa Gadea del Cid, rodeada de un recinto amurallado, al que se accede por dos antiguas puertas, y protegida por la silueta de una altiva fortaleza, el trazado original de sus calles y las bien conservadas casas medievales, con sus característicos entramados rellenos de ladrillo de tejar, evocan un denso pasado histórico en el que descuella la memoria de su importante judería.

Monumento al Pastor - Ameyugo
Santa Gadea del Cid
Fortaleza de Santa Gadea del Cid

La Iglesia de San Pedro, gótica, alberga un retablo del siglo XVI; la Ermita de Nuestra Señora de las Eras es románica del siglo XII. Los orígenes del castillo se remontan al siglo XI, siendo reconstruído en el siglo XV, y conserva la torre del homenaje y parte de la cerca. Muy cerca de la villa se encuentra el Monasterio de Nuestra Señora del Espino.

La próspera ciudad de Miranda de Ebro ha sido y es un vital núcleo de comunicaciones y guarda, en sus Barrios de Allende y Aquende un interesante y desconocido patrimonio artístico. Conforman el núcleo medieval de la ciudad, comunicados por el Puente de Carlos III, sobre el Río Ebro, en cuyo centro hay dos leones de piedra que muestran los escudos de la ciudad y del rey.

Los monumentos más destacados son la Iglesia de Santa María, del siglo XVI, con bellas bóvedas de complicadas nervaturas; la Iglesia de San Nicolás o del Espíritu Santo de los siglos XII y XIII, conserva de su primitiva construcción románica el ábside, siendo la portada de transición al gótico.

Puerta - Santa Gadea del Cid
Puente del Francés - Miranda de Ebro
Puente de Carlos III - Miranda de Ebro

La Iglesia de San Juan Bautista, semioculta por casas adosadas, posee bellos ventanales en el ábside. La Plaza de España es un bello conjunto presidido por el edificio del Ayuntamiento, del siglo XVII, y cuenta con varias casas solariegas.

La Puebla de Arganzón es una encrucijada secular de caminos. A lo largo del eje longitudinal de su modélico trazado medieval van apareciendo los distintos elementos de su rico patromonio arquitectónico. La villa medieval se situaba a ambos lados del camino en cuyos extremos se abrían dos puertas de muralla, situándose otras dos en los extremos de la calle que, cruzando el camino, sale al puente sobre el Río Zadorra.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, gótica y reformada en los siglos siguientes, con torre barroca, guarda un grandioso retablo del siglo XVI y el panteón sepulcral de la familia Gordejuela.

Iglesia del Espíritu Santo - Miranda de Ebro
Plaza Mayor - Miranda de Ebro
La Puebla de Arganzón

Las otras construcciones más significativas son el Puente medieval sobre el río Zadorra, el Edificio del Ayuntamiento, las Casas Solariegas con las armas de las familias Antezana, Gordejuela y Ortiz de Urbina y el Hospital de Santiago con iglesia del siglo XVI y edificio barroco adosado.

En el Condado de Treviño se encuentra uno de los pueblos mejor conservados de la provincia de Burgos, Cucho. Esta pequeña localidad, a orillas del Río Ayuda, atesora un gran conjunto de arquitectura popular, especialmente significativo por su excelente estado de conservación.

Treviño se sitúa en el centro mismo del condado del que es capital y al que da nombre. Se asienta en la falda sur de un cerro, en cuya cima se levantaba un importante Castillo.

Iglesia - La Puebla de Arganzón
Iglesia de Cucho.
Arquitectura popular - Cucho

Su fundación obedece principalmente a motivos defensivos. El plano del pueblo se compone de calles paralelas y alargadas en sentido este-oeste. El caserío se inscribe en un cuadrado, que sigue las líneas de su antigua muralla, de la que tan solo queda el ángulo sureste.

La arquitectura popular de sus casas es significativa y destaca el Edificio del Ayuntamiento que se asienta en lo que fue palacio señorial de los Manrique de Lara. La Iglesia de San Pedro es gótica del siglo XIII, con bella portada. En su interior posee un notable retablo mayor churrigueresco del siglo XVIII. La villa de Treviño tiene un interesante Puente románico, con torre defensiva, cuyas ruinas aún despiertan la curiosidad del visitante.

En San Vicentejo de Treviño encontramos la Ermita de la Purísima Concepción, de estílo románico del siglo XII. Es el más bello edificio románico del Condado de Treviño. De una sola nave, la portada está situada al sur.

Ermita - San Vicentejo de Treviño
Iglesia de Albaina
Las Gobas de Laño

Posee un bello ábside semicircular de cinco paños cuya parte superior está recorrida por una complicada arquería de arcos ciegos trilobulados. Interesantes capiteles con motivos vegetales en su interior. Leer más»

ERMITA PURÍSIMA CONCEPCIÓN - SAN VICENTE DE TREVIÑO

La Ermita es una construcción extraña y original, que constituye una de las joyas del románico castellano.

Se trata de un edificio fechado en la segunda mitad del siglo XII, que destaca por la armoniosa distribución de los elementos arquitectónicos y decorativos, así como por su elegancia y belleza. Una inscripción del muro sur, próxima a la portada, aporta la fecha de construcción, el año 1162, y la advocación a San Vicente. Sus particularidades han hecho que se la incluyera dentro del románico alavés.

Su planta tiene una sola nave, rematada por un hermoso ábside semicircular. Se trata de un edificio inacabado, o que se finalizó sin tener en cuenta el proyecto inicial. El templo se comenzó con grandes pretensiones, tanto arquitectónicas como escultóricas, tal como se aprecia en el ábside. Sin embargo, en el avance de la construcción se observa el abandono de estos planteamientos, para ser sustituidos por otros de mayor simpleza constructiva.

El ábside quedó concluido siguiendo las líneas previstas. Se cubre con una bóveda de horno y está dividido en cinco tramos, con sus correspondientes arcadas apuntadas, separados por contrafuertes poligonales. En él se abren tres ventanas en los tres lienzos centrales, decoradas con arquivoltas que se apoyan directamente sobre jambas cuadrangulares. La parte superior está recorrida por una complicada arquería de arcos ciegos trilobulados.

Cuenta con un amplio y variado repertorio decorativo, en el que hay que destacar los motivos vegetales. La portada se encuentra en la parte más occidental del muro sur y fue construida en el momento de menor intensidad decorativa. Posee arquivoltas abocinadas protegidas por un tejadillo.

El interior presenta una nave de dos tramos, cubierta con bóveda de cañón apuntado, que descansa en dos arcos fajones, apoyados en triples columnas, cilíndricas las laterales y poligonales las centrales. De los cuatro capiteles sobre los que descansan los arcos fajones tan solo dos están totalmente terminados. En el tramo intermedio de la nave se abre un óculo que aporta una tenue iluminación al interior. En lo más alto del presbiterio hay igualmente un pequeño óculo, que aporta una mínima luz al templo.

Para finalizar esta ruta podemos visitar, Las Gobas de Laño, situadas a medio camino entre los pueblos de Albaina y Laño y visibles desde la misma carretera. Conjunto altomedieval de Cuevas eremíticas situado en el término de 'Las Gobas'.

Consta de varios habitáculos individuales, que corresponden a las viviendas de los anacoretas, que rodean las tres iglesias excavadas en la blanda caliza.

Ruta MirandaEbroyCondTrevio lista

Qué ver y qué hacer en Desfiladeros del Ebro