Turismo Castilla y León

Arquitectura Militar de Arévalo a Ávila

Arévalo - Rasueros - Cisla - Rivilla de Barajas - Narros de Saldueña -  Alamedilla del Berrocal - Ávila

La Baja Edad Media fue tiempo de conflictos entre reyes, ciudades y nobles. Para proteger sus posesiones, dominar los caminos o defender sus intereses respectivos, muchos nobles construyeron castillos en sus tierras, aldeas o villas de señorío. A Finales del siglo XV las tierras de Ávila se poblaron de castillos.

En la actualidad la provincia cuenta con 19 fortificaciones de este tipo distribuidas por todo su territorio. Aparte de servir de reclamo y casi de signo de identidad de algunos de los municipios más renombrados, su visita sirve de guía para asomarse a varios de los rincones más insólitos y emblemáticos de la Provincia.

Castillo de Arévalo
Torre del Homenaje - Castillo de Arévalo
Castillo de Arévalo

Castillo de Arévalo - Arévalo
Se encuentra en un extremo de la población, al borde de una zona de meseta en el vértice de la confluencia de los Ríos Arevalillo y Adaja, cuyos cauces le sirvieron de foso natural. Arévalo fue repoblada en el siglo XI tras la toma de Toledo. El castillo fue mandado construir a mediados del siglo XV por Don Álvaro de Zúñiga, y a su muerte pasó a manos de los Reyes Católicos.

Posteriormente fue convertido en prisión hasta el siglo XVII, y durante la guerra de Independencia fueron eliminadas sus defensas. En el siglo XIX con la Guerra de Sucesión y la de Independencia fue arruinándose paulatinamente, aprovechándose su recinto como cementerio hasta el siglo XX.

Su función principal fue la de servir de prisión para personajes de renombre. En él fue encerrada Doña Blanca de Borbón por su esposo, el rey Pedro I el Cruel. Posteriormente, en 1592, Felipe IV mantuvo prisioneros entre sus muros al príncipe de Orange, Don Guillermo de Nassau, y a su custodio, el capitán Don Diego Osorio. Leer más»

CASTILLO DE ARÉVALO - ARÉVALO

En el castillo de Arévalo se mezclan con singular belleza la piedra y el ladrillo. En su construcción se advierte cierta influencia italiana. Su planta es pentagonal y posee una gran torre del homenaje. De la fortaleza partían las murallas que envolvían la población. En los lienzos del castillo no aparece vano alguno, lo que confirma su carácter defensivo.

Los cubos circulares sobresalen muy poco del adarve, dando lugar a dos alturas, la de la torre del homenaje y la del patio de armas. Destaca el matacán corrido de la fachada, y se puede ver también la original cornisa de ladrillo decorada con arquillos apuntados, y la gran cantidad de huecos de sus paredes preparados para disparar.

La robusta torre del homenaje se levanta en vértice derecho delantero. La obra primitiva era mudéjar y estaba hecha en piedra. Más tarde fue recubierta por otra, también de piedra, que le dio la forma redondeada. Solamente en esta espectacular torre se abre una ventana geminada y varias troneras de buzón, marcando así su importancia guerrera.

El castillo está construido en piedra y ladrillo, ha sido restaurado, pero de su interior sólo conserva la división en pisos y la estructura de la torre del homenaje. Tanto el patio de armas, con sus torres, como las demás dependencias fueron restauradas, y hoy se encuentran convertidas en silo y en habitaciones del Servicio Nacional del Trigo, y albergan el Museo del Cereal.

Es de propiedad estatal, del Ministerio de Agricultura, y se destina a usos propios del Ministerio de Agricultura, tales como actividades culturales y recepciones. Puede visitarse en grupos todos los días excepto sábados y domingos por las mañanas, concertando cita con la Dirección Provincial del Ministerio de Agricultura.

Información en los telétonos (920) 30 01 55 y (920) 22 90 60.

Castillo de Rasueros
Castillo de Rasueros
Castillo de Cisla

Castillo del Conde de Rasura - Rasueros
Está situado en el casco urbano de la población siendo actualmente de propiedad municipal. Se relaciona con el legendario conde de Castilla, Nuño Rasura. La mayor parte de sus restos aparecen en forma de bloques de cal y canto se encuentran reutilizados para la parte externa del edificio religioso de la iglesia parroquial.

Formando parte de las casas vecinas se conserva parte de el Torrejón que se presenta de fábrica de ladrillo mudéjar en las esquinas.La fábrica es de ladrillo y de mampostería, se encuentra en estado de ruina.

Castillo de Torralba - Cisla
Se desconoce sus orígenes y circunstancias, lo que queda es de planta rectangular la fábrica es de ladrillo, cal y canto. Lo más sobresaliente es un paredón en el que se encuentran abundantes mechinales con una saetera. Ese paredón equivalía a una estructura compuesta de 4 plantas. A su alrededor parece que existiera un foso que rodearía a toda la construcción. Su estado actual de conservación es de ruina siendo de propiedad privada y de acceso libre. Leer más»

CASTILLO DE TORRALBA - CISLA

Se encuentra en una finca agropecuaria, sobre una ligera elevación desde la que domina la llanura del margen izquierdo del río Zapardiel.

Para llegar a los restos del castillo desde Cisla, hay que tomar la calle Peligros de esta localidad, que empieza en la carretera que atraviesa el pueblo.

Se recorren unos 100 metros en línea recta por esta calle, se pasa por delante de unas naves agrícolas y se continúa por la pista de tierra que es prolongación de la misma calle.

Tras algo más de 2 kilómetros por dicha pista se llega al castillo.

Castillo de Cisla
Castillo de Rivilla de Barajas
Castillo de Rivilla de Barajas

Castillo de Castronuevo - Rivilla de Barajas
Situado en medio de una finca agropecuaria, cerca de la carretera N-501 que lleva de Ávila a Salamanca y a la altura del puente sobre el ferrocarril que une ambas capitales. Data de los siglos XV y XVI y está formado por dos recintos rectangulares.

El recinto exterior, de aspecto militar y austero, posee numerosas troneras para tiro de artillería, sótanos abovedados y foso. El interior posee cuatro torres en sus esquinas y aloja restos de un palacio renacentista, con salas, galerías de arcos, columnas y escaleras. Leer más»

CASTILLO DE CASTRONUEVO - RIVILLA DE BARAJAS

Está bastante completo y se encuentra en proceso de restauración.

Es de propiedad particular, de la casa ducal de Alba. Actualmente está sin uso, y forma parte de una finca agrícola.

Castillo del Duque de Montellano - Narros de Saldueña
Se encuentra en un extremo de la localidad, en plena llanura de la Moraña. Fue construido a finales del siglo XV por la familia Valderrábano. Constituye un buen ejemplo de castillo-palacio levantado con ladrillo y tapial (argamasa), lo que lo relaciona con la arquitectura mudéjar. Es de planta rectangular y posee una gran torre del homenaje. Los principales materiales empleados en su construcción son el ladrillo y tapial (argamasa). Se encuentra en buen estado de conservación, completo y restaurado siendo de propiedad particular y usado como vivienda.

Castillo de Narros de Saldueña
Puerta del Alcázar - Ávila
Puerta del Alcázar - Ávila

Castillo de Manzaneros - Alamedilla del Berrocal
Se levanta en la dehesa de Manzaneros, integrado en el caserío de la localidad. Fue construido en el siglo XVI, actualmente sólo quedan ruinas y la torre su estado es de ruina progresiva. Sobresale del conjunto la torre que es de planta circular, de fábrica de mampostería. En dicha torre se pueden observar diferentes vanos a lo largo de las cuatro plantas. Leer más»

CASTILLO DE MANZANEROS - ALAMEDILLA DEL BERROCAL

En la planta inferior, arco de medio punto; en la planta segunda arco de medio punto en un marco adintelado; la planta tercera, adintelada y la cuarta abovedada con acceso al adarve.

En su interior presenta una fábrica de sillería de calidad con una escalera de caracol de una sola pieza.

Por la parte exterior se observan arrranques de muros que señalan su integración en el conjunto de una fortificación más amplia.

De propiedad privada, el acceso es libre.

Alcázar - Ávila
El alcázar de Ávila se encuentra frente a la plaza de Santa Teresa de Jesús, en la esquina sureste de la muralla. Fue construido en el siglo XV, y reformado en los siglos XVI y XVIII. Construido para reforzar la parte más vulnerable de la ciudad amurallada, en conjunción con el ábside de la catedral, sobre un alcázar anterior.

Actualmente no queda mucho de esta construcción, aunque aún pueden verse algunos de sus restos. Junto a la denominada Puerta del Alcázar se encuentran los restos de uno de los muros del alcázar, que además de proteger al mismo formaba parte de una pequeña plaza también fortificada.

Ábside Catedral de Ávila
Murallas de Ávila
Ciudad de Ávila.

El objetivo de esta plaza, en caso de batalla, era crear una defensa para una eventual retirada al interior del recinto, de modo que se pudiera detectar y matar al enemigo que hubiera entrado mezclado con las fuerzas de la ciudad, antes de permitir el acceso libre por la misma.

Dentro del recinto, y junto al jardín que hay a la izquierda según se entra, se puede ver parte de las chimeneas del alcázar y lo que podría ser el acceso a las dependencias. En uno de los extremos hay una sucursal bancaria detrás de la cual se puede ver, a través de las rejas que lo protegen, otro de los muros defensivos del alcázar, éste completo y almenado. Leer más»

ALCÁZAR - ÁVILA

Uno de los cubos de la muralla fue vaciado y convertido en calabozo, y aunque a finales del XVIII fue objeto de una restauración bastante desafortunada, puede apreciarse en su totalidad. Este cubo está doblemente reforzado, con dos pasos de guardia.

Desde el exterior y en dirección a la puerta del Rastro, se puede ver un cubo mucho más ancho, que según algunas versiones perteneció al alcázar y fue utilizado como depósito de pólvora. Dado su estado de ruina en la primera mitad el siglo XX fue derruido para realizar un jardín y una sucursal del Banco de España, si bien los restos que aún se conservan fueron restaurados a finales del siglo XX y se encuentran en perfecto estado.

En este mismo jardín se puede ver un cerdo de piedra de época celta que no tiene nada que ver con el alcázar. Dentro de lo que fue el recinto del alcázar, en la esquina que forma la muralla se puede observar lo que fue la torre del homenaje. A la derecha de la misma (desde el exterior) se encuentra uno de los portillos (tapiado), abierto en una de las restauraciones que sufrió el palacio en épocas más cercanas.

Es propiedad del Ayuntamiento de Ávila, y su uso es turístico. Sólo quedan algunos pocos restos restaurados. Se puede acceder a la torre del homenaje así como a la de los calabozos y polvorín desde la visita al adarve de la muralla, si se accede a esta por el tramo del alcázar.

Más información en la Oficina de Turismo, teléfono 920 211 387.

Rutas de los Castillos en Ávila

Ruta de los Castillos - De Árevalo a Ávila
Ruta de los Castillos - De Cabezas de Villar a Barco de Ávila
Ruta de los Castillos - De la Adrada a Mombeltrán
Ruta de los Castillos - De Solosancho a Navas del Marqués
Ruta de los Castros Vetones de Ávila
Castillos Arevalo Avila lista

Qué ver y qué hacer en Ávila y Alfoz