Turismo Castilla y León

Ruta por los Castros Vetones - Salamanca

Lumbrales - Yecla de Yeltes - Bermellar - Saldeana - Villavieja de Yeltes - Villares de Yeltes - Retortillo - Aldehuela de Yeltes

Esta ruta une, a través de Salamanca, los castros vetones de Ávila con los hoy portugueses de Mogadouro y Miranda do Douro, pertenecientes a un pueblo astur los zoelas, y Penafiel, territorio de los galaicos.

Los pueblos prerromanos erigieron poblados fortificados, aprovechando enclaves altos, con frecuencia sobre los cursos de los ríos. El territorio de la actual provincia de Salamanca se repartía entre los vetones, al sur del Tormes, y los vacceos, más o menos al norte de este río.

Los castros que vamos a visitar eran Vetones, fueron romanizados y aún persistieron varios siglos después. Destacan de otros castros de la provincia por su buena conservación, a la que se añaden los valores ecológicos y paisajísticos.

Castro de las Merchanas
Castro de las Merchanas
Castro de las Merchanas

Lumbrales mantiene barrios enteros con arquitectura rural bien conservada, una Iglesia de estilo herreriano y varios vestigios que prueban su antiguo origen: Dos verracos, se cree que procedentes del Castro de Las Merchanas; El Dolmen de La Navalito y el propio Castro de Las Merchanas.

El Museo Arqueológico se encuentra muy cerca del Centro de Visitantes, en un edificio restaurado del siglo XVIII, antigua cárcel y ayuntamiento, bajo la Torre del Reloj. Expone hallazgos de la prehistoria y de la romanización, procedentes del Castro de Las Merchanas y de otros yacimientos del occidente salmantino.

El Museo Textil recuerda la época en que esta industria se desarrolló intensamente en Lumbrales, con un mercado importante hacia Portugal.

Castro de las Merchanas
Dólmen de La Navalito - Lumbrales
Aula Arqueológica - Yecla de Yeltes

A unos 3 kilómetros de Lumbrales, por la carretera de Bermellar, por una pista señalizada, se llega con vehículo hasta un aparcamiento. Aquí se inicia un recorrido peatonal de menos de 1 kilómetro, hasta acceder al Castro de las Merchanas por la puerta del río. El Sendero musealizado de Las Merchanas nos va enseñando temas como la arquitectura tradicional, la flora y la evolución geológica del valle donde se encuentra el castro.

Apenas a 1 kilómetro de Yecla de Yeltes se halla el Castro, llamado con varios nombres: El Lugar Viejo, Yecla la Vieja y, probablemente, Virlanga o Vislanda, como indica un texto de la época. El Aula Arqueológica muestra información importante sobre el castro y expone algunos de los mejores hallazgos: Estelas, Cabezas prerromanas en piedra, una Tumba y un Verraco en un estado de conservación notable. Más otras piezas de menor tamaño que en conjunto nos sitúan en el contexto cultural de los siglos en que el castro permaneció habitado.

Castro de Yecla la Vieja - Yecla de Yeltes
Castro de Yecla la Vieja - Yecla de Yeltes
Castro de Yecla la Vieja - Yecla de Yeltes

Saldeana, su situación geográfica es una de las más notorias de toda la provincia. Desde el pueblo se ha señalizado un sendero que recorre el Castro del Castillo de Saldeana y su entorno, por el Área Recreativa de Los Molinos y por los miradores sobre los riscos del Huebra, bajo la mirada de esas peñas que llaman El Fraile y La Monja. En el castro destaca su amplio y sólido campo de piedras hincadas. Se han reconstruido varios lienzos de muralla, algunos con insculturas de tipo geométrico.

A la entrada de Villavieja de Yeltes, viniendo de Yecla, se halla un Petroglifo, descubierto -a pesar de su localización nada remota- ya a principios del siglo XXI. Entre las encinas se levanta la escultura de Ángel Mateos Puerta de la Libertad, realizada en hormigón. Conserva muchos y buenos ejemplos de la sabiduría en el manejo de la piedra. Sobre todos los edificios, guardando una armonía infrecuente en otros pueblos cercanos, se levanta la Iglesia, un magnífico ejemplar del gótico tardío.

Castro de Yecla la Vieja - Yecla de Yeltes
Castro de Saldeana
Castro de Saldeana

Villares de Yeltes es otro de los pueblos injustamente desconocidos de esta parte de Salamanca. En Villares, sobre la arquitectura de pizarra negra, se levantan tres edificios: La Torre del Castillo, datada probablemente en el siglo XV; un Palacio Medieval convertido en posada y una Iglesia que conserva retablos de corte barroco. También posee Villares de Yeltes una solitaria Ermita que se divisa en las afueras del pueblo, y el entorno del río, que se ensancha en los remansos de las pesqueras.

El punto de mayor atracción de Retortillo es su Balneario, en la carretera de Villavieja. En estas tierras el río se interna en el duro granito y salta pesqueras y molinos que llevan cientos de años aguantando las crecidas. El balneario se encuentra en un paisaje de berrocales salpicados de fresnos y rebollos, en uno de los rincones con mayor encanto de toda la tierra charra. El poder de estas aguas era ya conocido por los romanos, y de hecho por estos pagos se encontró un Ara Romana que hace alusión a esas facultades salutíferas.

Iglesia Villavieja de Yeltes
Balneario de Retortillo
Laguna del Cristo - Aldehuela de Yeltes

En el término de Aldehuela de Yeltes encontramos la Laguna del Cristo, el mayor aguazal de origen natural de la provincia toma nombre del Cristo, que un poco más allá tiene su Ermita, y a su vez el Cristo recoge el apellido de las aguas. Al contrario que la laguna, el Cristo es de pequeño tamaño.

Se reúnen en este humedal numerosas especies de aves, lo que le ha valido para ser incluido en el Catálogo Regional de Zonas Húmedas.

RutaCastrosyVerracos lista

Qué ver y qué hacer en El Campo Charro