Turismo Castilla y León

Ruta de Carlos V - Burgos

Medina de Pomar - Puente Arenas - El Almiñé - Pesadas de Burgos - Hontomín - Burgos

Distancia Total: 146 Km

Esta ruta rememora el último viaje del emperador Carlos V, con destino al Monasterio de Yuste en Cáceres, a su paso por la provincia de Burgos. Leer más»

RUTA DE CARLOS V

El lunes 28 de septiembre del año 1556, procedente del puerto de Rammekens en el antiguo reino de Flandes, desembarca en Laredo (Cantabria) el Emperador Carlos I de España y V de Alemania. Llegaba para emprender por tierra un largo y penoso viaje con destino a la que sería su última residencia: El Monasterio de Yuste, ubicado en fértiles tierras de La Vera en la provincia de Cáceres; donde cansado por una intensa vida política, se retiró hasta su muerte acaecida el 21 de Septiembre de 1558.

Desde unos meses antes, sobre todo desde que se supiera con certeza su decisión de abandonar la política y vivir sus últimos años retirado en este monasterio, los caminos se adecentaron en la medida de lo posible, determinándose un itinerario con sus vías, paradas y pernoctaciones más convenientes.

Se puede dividir el itinerario en dos partes: hasta Medina de Pomar, desde Laredo, siguiendo el curso del río Asón, pasando el Puerto de los Tornos y alcanza las Merindades por Agüera llegando a Medina de Pomar. La segunda parte del recorrido por la provincia discurre desde Medina de Pomar hasta Burgos, tras atravesar Los Hocinos, subir la meseta de la Mazorra y cruzar la paramera visitando Bisjueces, Puentearenas, El Almiñe, Pesadas de Burgos, Villalta, Hontomín, Peñahorada, Sotopalacios, Fresdelval y Villatoro.

Estas zonas de Villatoro y los aldeaños de la ciudad de Burgos quizás sean las que más profundas transformaciones han sufrido desde que por ellas pasara el Emperador y su comitiva en 1556.

Cuatro fueron las leguas que Carlos V tuvo que sortear para llegar desde Agüera a Medina de Pomar. Dejando atrás Villasante, también dentro de la Merindad de Montija y donde merece la pena visitar la Iglesia de San Millán del siglo XI, el emperador entró el 9 de octubre de 1556 en Medina de Pomar. Leer más»

RUTA DE CARLOS V - MEDINA DE POMAR

A buen seguro que Carlos V probaría pocas veces más el escabeche, pues por uno en mal estado cayó enfermo en esta villa. Llegó un viernes y no pudo partir hasta el mediodía del domingo de Medina de Pomar, ciudad declarada Conjunto Histórico Artístico. Un hito en el pueblo señala el paso del Emperador por esta villa.

Entre sus casas nobiliarias, su pulcra arquitectura popular y sus calles estrechas de origen medieval destaca en esta ruta el Arco de la Cadena, una de las puertas de entrada a la villa, la Puerta norte, donde se encuentra la casa-torre del antiguo alcaide y donde pernoctó el emperador.

Medina de Pomar se siente perfectamente identificada con la ruta. Durante la segunda quincena del mes de septiembre rememora con una fiesta medieval el recorrido que siguió el emperador desde su desembarco en Laredo hasta la villa. Durante dos días el pueblo se vuelca en la "Conmemoración Ruta de Carlos V", una fiesta que arranca una semana antes en Laredo, con motivo del desembarco del Emperador.

Así, el sábado por la mañana un mercado medieval y diversas representaciones de la época y vida de Carlos V protagonizan los actos que concluyen con una cena medieval en la Plaza Mayor, en la que se obliga a asistir con vestidos medievales a los participantes.

El domingo tiene lugar el Encuentro Cántabro Castellano y Leonés, cuando la corte de Carlos V, acompañada por las autoridades de Cantabria, llega a Medina de Pomar. Unas 200 personas reciben, vestidas de época, al emperador, acompañadas por los miles de turistas que este día se acercan a la villa. Una representación teatral simula la entrada de Carlos V en tierras de Castilla y León. La fiesta concluye, al caer la noche, con un espectáculo de luz y color de fuegos de pirotecnia.

La visita a Medina de Pomar permitirá al turista descubrir uno de los pueblos más bellos de Castilla y León. Su casco urbano conserva el sabor medieval, circundado por murallas de las que se mantienen varias puertas, y en él destaca el Alcázar de los Velasco, declarado Bien de Interés Cultural.

Ruta de Carlos V en la provincia de Burgos
Alcázar de los Velasco - Medina de Pomar
Convento de Santa Clara - Medina de Pomar

Se trata de un castillo del siglo XIV con dos severas torres almenadas que se unen por un cuerpo central más bajo. Levantado por Pedro Fernández de Velasco y su esposa, actualmente alberga en su interior el Museo de las Merindades.

El Monasterio de Santa Clara, fuera de las murallas y del siglo XIV, el Hospital de la Veracruz, junto al anterior, o la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario son otros de los monumentos que se pueden visitar. Sin olvidar la Parroquia de Santa Cruz, el Convento de San Francisco, que hoy acoge un restaurante, o el de San Pedro de la Misericordia. Pero otras muchas ermitas, casas solariegas y palacetes abordarán al turista cuando llegue a esta villa.

Dirección hacia Pesadas de Burgos, el emperador atravesó los caminos de Puente Arenas en la segunda semana del mes de octubre, un pueblo que se formó en torno al puente que atraviesa el río Ebro. De origen romano, actualmente consta de dos partes: la antigua del siglo XVI, y una moderna que se añadió en 1885.

Museo de los Condestables - Medina de Pomar
Parroquia de Santa Cruz - Medina de Pomar
Parroquia de Santa Cruz - Medina de Pomar

La Iglesia de San Pedro de Tejada es lo más representativo de este pueblecito. Se encuentra a unos 500 metros de la localidad y es una de la iglesias románicas que mejor se conservan en toda Castilla y León. Leer más»

RUTA DE CARLOS V - IGLESIA DE SAN PEDRO DE TEJADA

Se construyó sobre un primitivo monasterio del siglo IX que en el siglo XI pasó a depender de Oña. El edificio data de la primera mitad del siglo XII y presenta un hastial bajo ventana lobulada.

En la portada los relieves de la Ascensión con el Apostolado y la Última Cena aparecen adornados por los hermosos canecillos de los aleros.

Tiene una torre de dos cuerpos sobre el crucero y el interior es de una sola nave con bóveda de cañón y arcos fajones. Presenta una cúpula semiesférica sobre trompas y ábside con siete arcos ciegos.

En el coro, del siglo XIV, se exhiben las armas de los Velasco. Por su inusitada belleza fue declarada monumento Bien de Interés Cultural en 1935.

Antes de llegar a Pesadas de Burgos el emperador dejó su huella en El Almiñé. Situado a los pies de la famosa calzada medieval del Pescado, es uno de los muchos pueblos que a lo largo de la ruta sorprenderán porque mantiene en muy buen estado su arquitectura popular y atesora un rico conjunto monumental.

El recorrido puede comenzar por la Iglesia de San Nicolás, de estilo románico del siglo XII, aunque después la planta se modificó con la sustitución de un ábside del siglo XV y las capillas del siglo XVI. Destaca la torre de dos cuerpos sobre el crucero, la ventana del hastial y la cúpula de media naranja sobre trompas. En el interior la pila bautismal y el retablo de San Nicolás, del siglo XVI. Leer más»

RUTA DE CARLOS V - EL ALMIÑÉ

La belleza de las casonas señoriales de El Almiñé obligan al turista a recorrer el pueblo. Se construyeron en su mayoría entre los siglos XVI, XVII y XVIII.

Son construcciones de planta rectangular, cubiertas a cuatro aguas y con sillares de piedra. Los escudos nobiliarios que penden de las fachadas y la riqueza de las mismas demuestran la importancia de este pueblo que hoy pertenece a Quecedo.

La Torre de su Castillo, del que apenas quedan los restos, y la Ermita de Santa Isabel completan la oferta monumental de El Almiñé.

Iglesia de Nuestra Señora del Rosario - Medina de Pomar
Iglesia de San Pedro de Tejada - Puente Arenas
Iglesia de San Nicolás - El Almiñé

Pesadas de Burgos fue el siguiente municipio donde descansó el emperador, hacia el 11 de octubre. Aquí hizo noche con su corte para dirigirse más tarde a la ciudad de Burgos. En este municipio de apenas 15 habitantes, a unos 50 kilómetros de Burgos, el viajero podrá hacer una parada en su ruta y disfrutar de la calma y del sabor de un pueblo de la comarca de los Páramos que simula haberse parado en el tiempo. Lo más representativo es la Iglesia parroquial de San Miguel.

Después de haber descansado en Pesadas de Burgos el Emperador emprendió rumbo hacia la capital. Antes pernoctaría en Hontomín, ya el día 12 de octubre en una casa cerca de la Iglesia de San Lorenzo, de estilo románico. Curiosa es la leyenda que cuentan los habitantes que quedan en el pueblo, la de las cuevas cercanas a la villa. Dicen que se comunicaban directamente con el altar de la iglesia, lo que permitía que las gentes pudieran refugiarse en ellas.

Iglesia de San Miguel - Pesadas de Burgos
Iglesia de San Lorenzo - Hontomín
Arco de Santa María - Burgos

A las puertas de la ciudad de Burgos, Villimar, un pueblo que hoy está integrado en la capital nos dará la bienvenida. Sin pasar por alto su iglesia parroquial y los restos de su castillo, se entra en la Ciudad de Burgos.

La riqueza artística y monumental más que probada de Burgos, no resta importancia a algunos hitos que marcan la presencia del emperador en la ciudad en 1556. Leer más»

RUTA DE CARLOS V - BURGOS CAPITAL

Tres días permaneció en Burgos Carlos V, del 13 al 16 de octubre, visita que quedó plasmada en el Arco de Santa María, del segundo tercio del siglo XVI.

Fue la puerta de entrada de la muralla que circundó la ciudad, reformado y adornado con torrecillas en el mismo siglo, quedó dedicado a Carlos V.

En él están representadas las figuras del emperador y de otros personajes ilustres del entonces incipiente reino de Castilla. Este viaje fue el último que el hijo de la reina Juana la Loca realizará a la villa de Burgos.

Burgos es una ciudad medieval que nació, en gran medida, gracias a las vías del Camino de Santiago que pasaban donde hoy se erige. Fue en el año 884 cuando el Conde Diego Portelos fundara aquí uno de los puntos más importantes del reino de Castilla.

Entre un sinfín de monumentos, sin duda, destaca la Catedral, una joya del arte gótico que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Otro de los grandes centros religiosos de la capital del Arlanza es el Real Monasterio de las Huelgas, fundado en 1187 por Alfonso VIII, cuya tumba se encuentra en el interior.

En la Cartuja de Miraflores, antiguo palacio de Enrique III, se pueden encontrar las mejores obras de Gil de Siloé, uno de los mayores escultores hispánicos del final de la Edad Media. El sepulcro de Juan II e Isabel de Portugal es sólo un ejemplo.

Rutas de Carlos V

Ruta de Carlos V en la provincia de Burgos
Ruta de Carlos V en la provincia de Valladolid
RutaCarlosV lista

Qué ver y qué hacer en Burgos y Alfoz