Turismo Castilla y León

Un Paseo por el Burgos Renacentista

Comarca: Burgos y Alfoz

Burgos Capital

Este paseo que iniciamos a continuación nos invita a viajar por el Burgos del siglo XVI, una ciudad en pleno apogeo comercial y cultural cuyos aires de prosperidad atrajeron a los mejores artistas centroeuropeos del momento, quienes dejaron su impronta en importantes edificios civiles y palacios concentrados en la zona sur del núcleo urbano.

Partimos del Arco de Santa María, torre de dos pisos de planta cuadrada y cubierta de madera con una sala central porticada. La fachada adosada a la torre fue concluida en 1553 por Juan de Vallejo. El conjunto forma un arco de triunfo en honor del emperador Carlos V en el que se aúnan elementos tradicionales y renacentistas, estructurado en tres cuerpos horizontales.

Arco de Santa María - Burgos
Arco de Santa María - Burgos
Arco de Santa María - Burgos

La parte inferior está ocupada por la puerta de medio punto limitada por columnas de altos plinios y con dos medallones de bustos guerreros en las enjutas. El cuerpo central constituye un auténtico retablo civil, con seis hornacinas ocupadas por estatuas que representan a personajes de la historia de Burgos: el Conde Diego Porcelos, los Jueces de Castilla Laín Calvo y Nuño Rasura, Carlos V, Fernán González y el Cid. El monumento se remata con un andén corrido con balaustrada.

Continúa el paseo en un edificio señorial enclavado en el Camino de Santiago, en la rúa de Fernán González. El Palacio de Castilfalé, edificado hacia la mitad del siglo XVI, se erigió sobre el solar de la antigua casa de los Colonia. Juan de Vallejo inició la construcción del palacete, que, en 1565, pasó a manos del mercader y regidor Andrés de Maluenda. Aunque ha sufrido reformas, mantiene la portada original con las armas de los Maluenda, la planta baja, el zaguán y la escalera, cubierta por un interesante artesonado.

Palacio de Castilfalé - Burgos
Palacio de Castilfalé - Burgos
Instituto Cardenal López de Mendoza - Burgos

El palacete, que fue residencia ocasional del rey Fernando VII y Napoleón, fue donado al Ayuntamiento por sus últimos moradores, los condes de Castilfalé, y desde el año 1985 es la Sede del Archivo Municipal. Guarda toda la documentación municipal existente desde el siglo X, junto a otros fondos históricos y una interesante colección de fotografías.

Atravesamos ahora el Río Arlanzón por el Puente de Santa María para llegar al antiguo Colegio de San Nicolás, en la actualidad Sede del Instituto Cardenal López de Mendoza. El edificio conserva la fábrica original, realizada entre 1537 y 1579. La fachada se nutre de elementos góticos en la parte superior que contrastan con la portada, obra manierista del escultor Diego Guillén. En su interior destaca la distribución de la planta, articulada a través de un gran patio central de galerías porticadas.

Iglesia de San Cosme y San Damián - Burgos
Portada San Cosme y San Damián - Burgos
Retablo San Cosme y San Damián - Burgos

A continuación enfilamos la calle de la Concepción, donde se ubica la Iglesia de San Cosme y San Damián, cuya portada renacentista se debe al taller de Juan de Vallejo. El templo, de tres naves separadas por arcos apuntados y bóvedas de terceletes, se erigió en el siglo XVI, mientras que la torre es un añadido posterior.

En su interior destaca el retablo mayor, de estilo barroco, realizado en el año 1662 por Policarpo de la Nestosa y con esculturas realizadas por Juan de Pobes y Juan de los Helgueros. En uno de los laterales de la iglesia se encuentra enterrado el famoso rejero renacentista Cristóbal de Andino.

Hospital de la Concepción - Burgos
Museo de Burgos
Casa de los Miranda - Burgos

Muy cerca de este templo, ya en la calle de Madrid, nos encontramos con el Hospital de la Concepción, edificio de bella factura erigido en el año 1552 bajo el mecenazgo del rico mercader Diego de Bermuy y el amparo de la Cofradía de la Concepción. Considerado el primer hospital moderno de la ciudad, pasó en el año 1799 a ser la Sede del Real Colegio de la Facultad de Medicina y Cirugía.

Otro edificio insigne del Renacimiento burgalés es la Casa de los Miranda, hoy sede de dos salas del Museo de Burgos –el resto del museo se alberga en la contigua Casa de los Angulo– y otrora residencia de Francisco de Miranda. Las hechuras del edificio, datado en 1545, se atribuyen a Juan de Vallejo, y destaca su bello patio renacentista, sus portadas –hacia la calle de Miranda y a la de Calera– y su escalera interior.

RutaBurgosRenacentista lista

Qué ver y qué hacer en Burgos y Alfoz