Turismo Tierra de Campos

Exterior de la Catedral de Palencia

Comarca: Tierra de Campos

Palencia

La Catedral de Palencia está dedica a San Antolín, patrón de la ciudad, es conocida popularmente como “la bella desconocida”. Fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1929. La actual catedral de Palencia, de estilo gótico, se alza sobre una construcción anterior perteneciente al románico, de la que apenas se conservan unos pocos restos.

Las obras fueron llevabas a cabo entre 1321 y 1516. El proceso constructivo se puede dividir en tres etapas: la primera entre 1321-1426, comenzando por la cabecera y finalizando el primer crucero; la segunda etapa oscila entre 1426-1486, periodo en el que se concluye la construcción del segundo crucero y parte de las naves hacia los pies; y la tercera etapa tiene lugar entre 1486-1516, dando por finalizada la obra.

Exteriormente destaca la zona de la cabecera. Se aprecian varias capillas hexagonales cerradas por grandes ventanales decorados con vidrieras en el interior. Entre los ventanales se sitúan los contrafuertes rematados en pináculos. Sobre las capillas encontramos los arbotantes que desvían el peso de la nave central al exterior.

En esta zona se aprecian varias gárgolas; especialmente curiosa es una en la que aparece representado un fotógrafo. Ésta fue colocada tras la restauración realizada por Jerónimo Arroyo a principios del siglo XX. Se cree que puede representar a José Sanabria, un fotógrafo palentino que se dedicó a fotografiar el patrimonio local. Además de esta gárgola se añadió otra, en la misma restauración, de un esqueleto humano.

La Catedral también cuenta con una torre que fue levantada a mediados del siglo XV por Gómez Díaz de Burgos, maestro mayor de la catedral. Posee planta cuadrangular y fue destinada para albergar las campanas. Se encuentra dividida en tres registros por unas líneas de imposta. En la parte superior está rematada por pináculos decorados con tracerías góticas y una especie de baldaquino que cobija las campanas.

La Catedral de Palencia consta de cinco portadas localizadas en los dos brazos del crucero y en los pies. Una de las más interesantes es la Puerta de los Reyes o de San Juan, ubicada en la zona norte del crucero. Se trata de una portada a caballo entre el gótico y el renacimiento. La portada está decorada con cinco arquivoltas apuntadas, cuatro de las cuales ornamentadas con motivos vegetales, animales o seres fantásticos. La arquivolta restante se encuentra adornada con esculturas de santos bajo un dosel. En el tímpano aparecen motivos platerescos y el dintel inferior está perforado por dos ventanas y dos rosetones.

Se accede al interior a través de dos arcos escarzanos, separado por un parteluz donde se representa a San Juan Bautista. En la parte superior de la portada, correspondiente al periodo Barroco, se colocaron las esculturas de San Antolín en el centro, a los lados San Juan y San Almaquio. En este portada aparecen otras licencias realizadas por los restauradores en 1996: en el vértice superior de la arquivolta más exterior, encontramos una pareja de aliens y algunos de los santos de la arquivolta aparecen con cascos de obra.

La Puerta de Santa María o del Obispo, está situada en el lado sur del segundo crucero. Fue realizada en el segunda mitad del siglo XV y posteriormente reformada en el siglo XVII. En las jambas aparecen los doce apóstoles, seis a cada lado. En las arquivoltas se representan algunos de los santos con mayor devoción de la época. En la parte superior de las arquivoltas, en el vértice formado por la línea del arco conopial exterior, se ubica una imagen de San Antolín. El tímpano está decorado con motivos platerescos y bajo él se encuentra una especie de dintel perforado con dos rosetones separados por la imagen Santa María la Blanca.

La Puerta de los novios o del Salvador se sitúa junto a la cabecera. Denominada de los novios por el enlace entre Enrique III y Catalina de Lancaster, que tuvo lugar en esta catedral. La portada de estilo gótico fue ejecutada en los años treinta del siglo XV. Se encuentra enmarcada por dos pilastras rematadas con sendos pináculos. La puerta está compuesta por varias arquivoltas apuntadas que están decoradas con motivos vegetales; un arco conopial cierra el conjunto. Encima de la fachada se encuentra una franja decorativa donde se hallan los emblemas heráldicos de los obispos Fray Diego de Deza, Fray Alonso de Burgos y el escudo del Cabildo.

Las otras dos puertas restantes son la Puerta del Hospital o de los Canónigos, de 1762 y estilo neoclásico, y la Puerta de San Antolín o de los descalzos. Esta última concluida en 1980 por Chueca Goitia. Sobre la fachada se encuentra un hastial triangular rematado con una cruz y pináculos calados; en su interior está perforado un rosetón. Junto a esta fachada sobresale la capilla octogonal de las Reliquias, cubierta por un tejado de pizarra y rematada por un chapitel.

Un elemento destacable de la Catedral de Palencia es la Cripta San Antolín, que corresponde a dos épocas: la más antigua es visigoda del siglo VII; la segunda protorrománica del siglo XI. La parte correspondiente al siglo VII se localiza en el testero del muro este. Se caracteriza por la existencia de dos columnas monolíticas con capiteles de formas vegetales y geométricas. Sobre el capitel se alza el cimacio que soporta arcos de herradura. Esta construcción, perteneciente al siglo XI, se trata de un espacio rectangular cubierto con bóveda de cañón, la cual arranca desde el suelo y está sustentada por arcos fajones.

En el siglo XVI se modifica el acceso, desde entonces localizado en la zona del trascoro. La nueva entrada fue decorada con motivos decorativos y escenas del martirio de San Antolín o de la cacería del jabalí, leyenda que narra que Sancho III el Mayor de Navarra fue quien descubrió la cripta cuando perseguía a un jabalí. También corresponde al siglo XVI el brocal del pozo con trazado plateresco.

Cuentan que Wamba la mandó construir a finales del siglo VII para conservar las reliquias de San Antolín. Según los expertos, la cripta de San Antolín reúne lo mejor del arte visigodo debido a las singularidades que no se hallan en otros monumentos de la época.

Catedral palencia exterior mini

 

Qué ver y qué hacer en Tierra de Campos