Turismo Castilla y León

Una Visita al Monasterio de Moreruela

Comarca: Tierra del Pan - Campos

Granja de Moreruela

El Monasterio de Santa María de Moreruela se localiza junto al río Esla, en la provincia de Zamora, en el término municipal de Granja de Moreruela.  El 3 de junio de 1931 fue declarado Monumento Histórico Artístico.

Tradicionalmente se la ha conocido como la primera fundación cisterciense de la península, producida en 1132. Sin embargo parece que no es así y dicha fecha debe retrasarse a un momento indeterminado entre los años 1158 y 1163.

En la actualidad sólo quedan las ruinas del monasterio de monjes cistercienses, que fue unos de los más importantes de la zona, al contar desde los primeros tiempos, con los favores y donaciones de los reyes de Castilla, León y Portugal, además de otros personajes ilustres.

Monasterio de Santa María de Moreruela

Su importancia continuó aumentando hasta que se produjo la Desamortización de 1835. Los monjes abandonaron el monasterio y este se arruinó, salvándose la cabecera y algunas de las dependencias, como la sacristía, el locutorio, parte de la sala capitular y la sala de monjes.

La visita comienza en la portería, que actualmente funciona también como recepción de visitantes. Allí el monje portero recibía a los peregrinos y accedían al claustro de la hospedería, construido en el siglo XVI.

Éste tiene planta cuadrada y de él se conservan las cuatro pandas, aunque los edificios están arruinados. En la panda oeste se conservan los inicios de los muros de lo que fue la botica y la enfermería, y en la norte las dependencias de los criados y conversos.

El recorrido continúa en el claustro reglar al que se accede por la puerta de conversos, a través de la iglesia, tras entrar en ella por la puerta de los pies. La construcción de este claustro data del siglo XIII y fue reformado en el XVII.

Es de planta cuadrada y en él se conserva la traza en el suelo de las arquerías que delimitaban las pandas, además de superficies con el pavimento original. En la panda oeste, llamada galería de los conversos, se sitúa la cilla.

En el extremo norte de esta panda se ve aún en funcionamiento una atarjea que recoge el agua que mana para el monasterio. En la panda norte, llamada del refectorio, se situaba la cocina y el comedor de los monjes y el de los conversos.

El lado oriental, panda del capítulo, es el más interesante, pues en él se encontraba la sala capitular, estancia con cuatro pilares que compartimentaban el espacio y cubierta con bóveda de aristas.

Se trata de un espacio construido entre los siglos XII y XIII que ha sido objeto de una intervención reciente, en la que se ha completado la cubierta y los tres arcos por los que se accedía desde el claustro. La restauración se ha hecho utilizando materiales nuevos, de forma que se diferencia con claridad esta obra de la original.

Al sur de la sala capitular se encuentra el armaliorum, con dos nichos laterales, convertidos luego en arcosolios, y la sacristía.

Al norte de la sala del capítulo, una pequeña estancia rectangular acogía la escalera por la que se accedía al piso superior, y el hueco que vemos bajo la misma, servía de cárcel, como es habitual en los monasterios cistercienses.

Inmediatamente después encontramos el locutorio, una pequeña sala cubierta con bóveda de cañón, para llegar a la sala de monjes. Se trata de un espacio de planta rectangular que se desarrolla de forma perpendicular al claustro, cubierto por bóveda de arista sobre dos pilares cruciformes. Su construcción es de finales del siglo XIII.

En la esquina noroeste de esta sala se encuentra un vano por el que se accede a una galería situada en la panda de conversos, donde se paseaba. Otra puerta, hoy cegada, situada en la pared norte de la sala de monjes, daba acceso a las letrinas. Éstas han desaparecido, no así el espacio que ocuparon y las canalizaciones relacionadas con ellas.

Por una escalera de nueva construcción se accede al piso superior donde nos encontramos el dormitorio de los monjes, si bien no se trata del medieval, que sería una sala diáfana, sino otro compartimentado en espacios de menor tamaño. Junto al dormitorio se encontraba la biblioteca.

Fuera del claustro, al este, se encuentran las ruinas de lo que fue el almacén del monasterio. Es una sala de planta rectangular, muy estrecha y alargada, en la que vemos grandes arcos de medio punto de fábrica de ladrillo, que servían como accesos por donde entraban los carros al almacén, para ser descargados.

En el piso superior se encontraba el dormitorio del noviciado, ya que eran los novicios los que ayudaban en la descarga de las mercancías que llegaban al cenobio.

Por último, la iglesia, construida a nales del siglo XII, todavía en estilo románico, aunque con elementos de transición hacia el gótico, como los arcos apuntados o las bóvedas de ojiva. No se conserva íntegra, pero han perdurado suficientes restos como para dar una clara idea de sus formas y volúmenes.

Se trata de una planta de cruz latina compuesta por tres naves de nueve tramos y crucero muy marcado. De todo el conjunto, lo más destacado es la cabecera que está formada por siete absidiolos semicirculares que se abren a la girola, que alcanza mayor altura.

Ésta, a su vez, rodea la Capilla Mayor o el ábside propiamente dicho, que eleva su cubierta por encima de todo el grupo formando una tercera altura.

Los absidiolos se cubren mediante bóveda de cuarto de esfera y se comunican con la girola a través de arcos de medio punto. La girola está cubierta en cada uno de sus tramos por bóveda de crucería, mientras que la capilla central se cierra, como losabsidiolos, con bóveda de hornosustentada por ocho columnas dispuestas en semicírculo.

La capilla mayor es la parte que más recuerda al gótico, con columnas estilizadas y unos vanos que ofrecen al conjunto la sensación de verticalidad, característica de este estilo.

En la iglesia recibieron sepultura, entre otros nobles, Fernán Pérez Ponce de León I, nieto del rey Alfonso IX de León y su esposa, Urraca Gutiérrez de Meneses. Los restos de ambos se hallaban depositados en un sepulcro ubicado en el lado del Evangelio de la capilla mayor de la iglesia del monasterio.

Junto a la cabecera, en el lado del Evangelio, se encuentra la puerta de los monjes, por la que se accede al claustro. En el último tramo de la nave se abría la puerta de conversos, que también daba acceso al claustro, y a los pies del templo, la del Pueblo, por la que éste entraba a la iglesia. Horarios y visitas»

Entrada gratuita

Invierno: De 10:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:30.

Verano: De 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30.

Lunes y martes cerrado.

En la localidad de Granja de Moreruela se emplaza el Centro de Interpretación del Cister que complementa la visita al monasterio.

Información: Guía del Císter en Castilla y León
Autores: Arturo Balado Pachón y Consuelo Escribano Velasco

Monasterio moreruela mini

 

Qué ver y qué hacer en Tierra del Pan - Campos