Turismo Castilla y León

Ruta de la Floración de los Cerezos del Tiétar - Ávila

Comarca: Valle del Tiétar

Cuevas - Villarejo - San Esteban - Santa Cruz - Mombeltrán - El Arenal - El Hornillo - Guisando - Poyales del Hoyo - Candeleda - Arenas de San Pedro - Ramacastañas - Lanzahíta...

El Valle del Tiétar es la comarca abulense de clima más cálido. Se sitúa en la zona más meridional de la provincia, lindando con Extremadura y protegida del frío por la Sierra de Gredos.

Este valle es el escenario de un paisaje lleno de contrastes. La floración de los cerezos durante los meses de marzo y abril constituye una maravillosa explosión cromática, en la que se funden la blancura de las cumbres nevadas de la Sierra, los verdes de la vegetación de sus laderas y el blanco, repentino y exuberante, de los cerezos en flor de El Hornillo y El Arenal.

Un marco incomparable lo constituyen los pintorescos pueblos que conforman esta comarca. Las Cinco Villas, El Arenal, El Hornillo, Poyales del Hoyo, y Candeleda son algunos de los municipios donde podrá disfrutar, no sólo del encanto de sus calles de piedra y sus floridos balcones, sino también de los más exquisitos productos de la tierra.

Floración de los cerezos - Valle del TiétarCerezo en flor - Valle del TiétarCerezas - Valle del Tiétar

La visita continúa por Arenas de San Pedro y Las Cuevas del Águila, una espectacular maravilla de la naturaleza compuesta por formaciones calcáreas colgantes (estalactitas) y concrecciones de salpicadura (estalagmitas).

Lanzahíta y Pedro Bernardo son también puntos de interés de nuestra ruta, pueblos con encanto, en los que disfrutar de su variada gastronomía y de las inigualables vistas desde San Pedro Bernardo también llamado "El Balcón del Tiétar".

La ruta finaliza con los pueblos de la vertiente este del valle, entre los que destacaremos Piedralaves, con su increíble arquitectura popular, La Adrada y su Castillo, que alberga el centro de interpretación del Valle del Tiétar, y Sotillo de la Adrada.

En belleza, vistas y singularidad compiten los pueblos del llamado Barranco de las Cinco Villas: Cuevas del Valle, Villarejo del Valle, San Esteban del Valle, Santa Cruz del Valle, con hermosas pinturas murales que ornamentan sus calles, y la capital, Mombeltrán.

Mombeltrán fue la antigua villa de El Colmenar donada por el rey Enrique IV de Trastámara, hermano de Isabel la Católica a don Beltrán de la Cueva, quién mandó edificar el impresionante Castillo. Desde el Puerto del Pico se puede disfrutar de una espectacular vista de la Calzada romana.

Castillo - MombeltránPiscina natural - GuisandoHigos de cuello de dama - Poyales del Hoyo

El Arenal, El Hornillo y Guisando Extraordinarios por su ubicación y especial arquitectura resultan los pueblos ubicados en la parte sur de la Sierra de Gredos, donde podrá disfrutar del maravilloso espectáculo de la Floración de los cerezos y de numerosas actividades para ocupar el tiempo libre. Piragüismo, senderismo, rutas a caballo, o bicicleta de montaña y golf son algunas de las actividades a las que podrá unir las Piscinas naturales de aguas cristalinas que ornamentan la zona.

La siguiente parada en nuestra ruta por el Valle del Tiétar es el encantador municipio de Poyales del Hoyo, lugar en el que se encuentran ubicados numerosos talleres artesanales, ya que esta población ha sido elegida por numerosas personas para disfrutar de la tranquilidad de la vida rural en plena armonía con la naturaleza. Los exquisitos Higos de cuello de dama invitan a saborear lo bueno.

La población de Candeleda recibe su nombre de las luces nocturnas que alumbraban a pastores y carboneros. Sorprende por sus edificios de cal, canto y madera, por sus naranjos y sus palmeras, por sus elevadas temperaturas y por el acento extremeño que al hablar muestran sus gentes. Lo más característico es el Santuario de Nuestra Señora de Chilla y la zona de El Raso con su Castro vetón prerromano, Poblado amurallado, Necrópolis y Santuario del siglo II a.C. También se puede disfrutar de un campo de golf de 18 hoyos (ver apartado golf).

Castro celta El Raso - CandeledaPuente romano - Arenas de San PedroLas Cuevas del Águila - Ramacastañas

Arenas de San Pedro es la capital de la comarca y se llama así desde que en 1669 fuera canonizado San Pedro de Alcántara. Goza la villa de importantes huellas históricas como el Puente Romano, el Castillo de la Triste Condesa, el Palacio del Infante don Luis de Borbón de estilo neoclásico, el Santuario de San Pedro de Alcántara cuyo interior fue decorado por Sabatini y la parroquia de Nuestra Señora del Pilar, de estilo gótico, entre otras.

Las Cuevas del Águila A 3 kilómetros de Arenas se ubica Ramacastañas, y en las afueras de esta localidad tropezamos con un capricho de la naturaleza: Las Cuevas del Águila, una mágica y magnífica gruta caliza de estalactitas y estalagmitas, situadas a la orilla del Río Tiétar en las laderas de este sistema montañoso, y que sorprenden tanto por los tesoros naturales de su interior como por las panorámicas que se divisan desde el exterior.

En el centro geográfico del Valle del Tiétar se sitúa Lanzahíta, de afortunado microclima que permite cultivar las más variadas especies hortícolas y frutícolas, son famosos sus espárragos y sandías.

ValleTietar 11ValleTietar 12

Pedro Bernardo es llamado El Balcón del Tiétar por sus incomparables vistas. Natural de la villa es el gran físico Arturo Duperier, investigador de los rayos cósmicos. Cuestas empinadas, calles estrechas, pasadizos, casas, balcones, dinteles, arquitectura popular tan hermosa que le han llevado a ser declarado Conjunto Histórico Artístico.

Piedralaves Increíble despliegue de la naturaleza y de la arquitectura popular con empinadas calles estrechas que resuelven de forma increíble las casas y edificios. La Iglesia de San Antonio de Padua es de finales del siglo XVIII y del siglo XVII la Cruz de los enamorados.

ValleTietar lista

Qué ver y qué hacer en Valle del Tiétar