Turismo Castilla y León

Un Paseo por la Catedral de Valladolid

Comarca: Valladolid y Alfoz

Valladolid Capital

La historia de la Catedral de Valladolid se entrecruza con el desarrollo de la ciudad, hasta el punto de que este condicionó fuertemente su construcción. Su historia es la sucesión de proyectos y frustraciones en la que la ambición trato de superponerse inútilmente a la realidad. El resultado fue una catedral a medio construir y una colegiala que aspiraba a más de lo que llegó a ser.

El origen de la actual Catedral de Valladolid fue la Colegiata nacida en la época de la repoblación bajo medieval, cuando Alfonso VI de Castilla concede el señorío de Castilla al conde Pedro Ansúrez.

El primer señor de la villa decidió dedicar una iglesia a Santa María, cabeza religiosa de su feudo. Para su construcción se apoyó en la reformada orden de los Cluniacenses. En el año 1100 el conde Ansúrez hizo donación de la colegiata a su primer Abad. Ya estaba construido el primer edificio de estilo románico.

Catedral de Valladolid
Catedral de Valladolid
Retablo Mayor - Catedral de Valladolid

No obstante este primer templo debió resultar insuficiente pues se derribó para levantar la segunda colegiata entre 1219 y 1230. Sólo se salvó la torre románica, aunque en realidad esto no se sabe con certeza. En el siglo XIV se construirían una serie de capillas de carácter funerario que rodeaban al edificio por sus lados norte, oeste y sur.

El Cabildo, queriendo compararse con el de Salamanca o Segovia, decidió construir una tercera colegiala aún más grande. El proyecto de está nueva colegiata corrió a cargo de los cinco maestros, arquitectos tan prestigiosos como Juan y Rodrigo Gil de Hontañón, Diego de Riaño, Juan de Álava y Francisco de Colonia. La primera piedra se colocaría hacia 1527, no se conocen los motivos pero el proyecto quedó inconcluso.

Las obras fueron retomadas por Juan de Herrera y su construcción se reinició en 1589 a cargo de su discípulo Diego de Praves, aprovechando o reutilizando lo ya construido de la tercera colegiata. El templo originalmente previsto hubiera sido uno de los mayores de la cristiandad.

Interior Catedral de Valladoli
Órgano Catedral de Valladolid
Capilla de Nuestra señora de los Dolores - Valladolid

A petición del rey Felipe II, el papa Clemente VIII creó en 1595 la Diócesis de Valladolid y el 21 de mayo de 1595 elevó la iglesia mayor a la categoría de Catedral. La consagración del edificio como catedral tuvo lugar mucho más tarde, el 26 de agosto de 1668.

La construcción de la catedral puso en peligro el edificio de la colegiata. El propio Juan Herrera contempló la destrucción del conjunto en sus planes. Esto no sucedió hasta el siglo XVII, hacia 1634 la vieja colegiata fue derribada, quedando tan sólo en pie las dependencias que aún resultaban útiles, se salvaron algunas capillas que eran utilizadas como sala capitular, biblioteca, archivo y sacristía originarias de la segunda colegiata gótica.

Desde 1965 estas salas albergan los fondos del Museo Diocesano y Catedralicio de Valladolid. Hoy se conservan algunos elementos arquitectónicos del edificio gótico como la Capilla de San Llorente y de Santo Tomás o la Puerta Norte.

Portada Norte - Antigua Colegiata de Santa María
Capilla de Santo Tomás - Antigua Colegiata de Santa María
Capilla de San Llorente - Antigua Colegiata de Santa María

Las obras de la catedral continuarían durante los siglos XVII y XVIII pero sin respetar fielmente lo planificado por Herrera. En el siglo XVIII Alberto de Churriguera terminaría el cuerpo alto de la fachada principal en claro estilo barroco.

Por falta de recursos económicos, lo construido es menos de la mitad de lo originalmente proyectado. Además, los fallos de cimentación y los efectos del terremoto de Lisboa de 1755 ayudaron a que, tras una gran tormenta, la torre de la nave del Evangelio se desplomara en 1841.

La actual torre octogonal, de la nave de la Epístola, también está en desacuerdo con los planos de Juan de Herrera, se construyó entre 1880 y 1885, siendo coronada en 1923 por el Corazón de Jesús.

A todo ello, la Catedral de Valladolid es un edificio de estilo herreriano con añadidos barrocos. Una catedral purista, desnuda con rasgos clasicistas basados en las construcciones de la antigua Roma, no sólo en su arquitectura, sino también en la decoración.

Cúpulas Capilla de San Llorente
Capillas - Catedral de Valladolid
Reja del Coro - Museo de Arte de Nueva York

Consta de tres naves con capillas laterales y tres ábsides. El interior se articula mediante gigantescos arcos de medio punto que apoyan sobre fortísimos pilares cuadrados con pilastras adosadas que llevan capiteles compuestos a lo romano.

Aunque la Catedral de Valladolid no es rica en obras de arte, en sus tiempos fue dueña de alguna obra del Greco, una fabulosa reja del Coro, actualmente expuesta en el Metropolitan Museum de Nueva York, y otros objetos, perdidos o vendidos a principios del siglo XIX. Leer más»

Capillas Catedral de Valladolid

La nave del Evangelio cuenta con varias Capillas. La primera está dedicada a San Juan Evangelista, antiguamente cumplía las funciones parroquiales pues en su interior se encontraba la pila bautismal.

Es la capilla mas reducida y de ella destaca la reja del siglo XVII que la cierra. De sus paredes cuelgan pinturas de Antonio Tempesta y Nicolás Pomerancio. Destaca un gran lienzo neoclásico que trata de Caín y Abel.

La Capilla de Nuestra señora de los Dolores fue patrocinada de la familia Velarde. Su retablo mayor es muy interesante y comparte escenario con el costeado por el Cabildo de estilo rococó. En la actualidad esta capilla es el baptisterio, ya que posee la pila bautismal.

En la Capilla de nuestra señora del Sagrario destaca una escultura de la virgen descubierta en 1602, restaurada por el Cabildo para su culto. Es una obra tallada en piedra y fechada en el siglo XV. La capilla se decora con dos grandes pinturas representando la “caída de San Pablo” y la “Entrada de San Fernando en Sevilla”.

La Capilla de San Fernando financiada por Juan de San Sebastián, cuenta con un retablo Salomónico similar al de la catedral de Zamora.

La Capilla del Ábside situada en la nave del Evangelio está presidido por un retablo neoclásico del siglo XVI obra de Michel Coxcie, cuyo tema central es la crucifixión.

La Capilla Mayor albergó el coro de la Catedral y la sillería del coro de la colegiala, espléndida obra gótica que tuvo que adaptarse a las sucesivas mudanzas que sufrió.

Quizá lo más destacable de ella es el Retablo Mayor, obra del escultor Juan de Juni. Su trazo es sobrio y armoniza a la perfección con el estilo de la catedral, no obstante el retablo se realizó para la cercana Iglesia de Santa María la Antigua. También destaca el altar con frontal en plata que data del siglo XVIII.

En la Nave de la Epístola se encuentran las capillas de la Magdalena, de San José, de San Pedro Apóstol y la Capilla de San Miguel. Todas ellas presididas por el retablo neoclásico del siglo XVIII, que representa la transfiguración.

La Sacristía es producto de la habilitación de la capilla dedicada a la Inmaculada para tales fines, bajo este concepto nació en 1960 presidida por un cuadro de la anunciación y dos esculturas de estilo rococó.

VISITAS CATEDRAL DE VALLADOLID

La visita a la Catedral es gratuita. La entrada al Museo Diocesano y Catedralicio incluye la visita a los restos de la Colegiata del siglo XIII. Horarios y Tarifas»

HORARIOS Y TARIFAS MUSEO DIOCESANO Y CATEDRALICIO

Lunes cerrado.
Laborables de 10:00 a 13:30 horas y de 16:30 a 19:00 horas.
Sábados, domingos y festivos de 10:00 a 14:00 horas.

Entrada: 3 €
Reducciones: consultar con el Museo.
Los jueves entrada gratuita.

Fuente: Archidiócesis Valladolid

Catedral Valladolid mini

Qué ver y qué hacer en Valladolid y Alfoz