Turismo Castilla y León

Una visita al Castillo de Peñaranda

Comarca: Ribera del Duero

Peñaranda de Duero

El Castillo de Peñaranda, fundado en tiempos de Fernán González allá por el siglo XI, se alza en lo alto de una peña dominando el horizonte y la villa castellana de Peñaranda de Duero, pueblo de antiguos caserones y bellos monumentos.

Aunque las primeras defensas de Peñaranda pudieron ser levantadas de forma simultánea a su repoblación, como atestiguan las dos primitivas parroquias, hoy desaparecidas, dedicadas San Martín y San Miguel, construidas al pie del mismo castillo, la mayoría de lo actualmente conservado debe atribuirse al primer conde de Miranda, entre mediados y finales del siglo XV.

Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda
Castillo de Peñaranda de Duero

De la antigua Muralla, que llegaba hasta la población, queda la hoy denominada 'Puerta de las Monjas'.

Presenta una gran similitud con otros castillos de la comarca ribereña, como los de Peñafiel y Gormaz, y también repite el ventajoso emplazamiento entre un monte y un río, como se observa en Burgos, Frías o Castrojeriz.

Su planta alargada y quebrada se adapta de forma perfecta al escarpado roquedo sobre el que se asienta, la famosa Peña de Aranda, ocupando aproximadamente la mitad occidental de la misma. La puerta de acceso se halla al Este, separada del resto por un foso excavado en la roca viva.

Se cree que en este lugar pudo hallarse el castillo primitivo, entre otras razones porque, junto a los cubos que defienden la entrada, se encuentra otro más pequeño y macizo adosado al Sur con una función no muy clara.

Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda de Duero

Antiguamente, el foso se salvaba por un puente levadizo y se pasaba al interior a través de una pequeña puerta de arco ojival.

En el conjunto fortificado, destaca la céntrica y sólida Torre del homenaje de finales del siglo XV. De forma cuadrangular, coronada de esbeltas almenas, en cuyos muros, bien conservados, se abren ventanas ojivales y puerta con puente levadizo.

La Torre está construida con piedra de sillar, afianzada sobre la roca, sin cimentación alguna. Consta de planta baja y tres pisos. En la actualidad, su acceso se realiza por el Este a través de un arco ojival situado en el primer piso, al que se llega mediante una escalera metálica de reciente factura.

Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda de Duero

La solidez, proporción y esbeltez de la misma la convierten en una de las más equilibradas y airosas de la provincia de Burgos. Actualmente el interior de la Torre alberga el Centro de Interpretación de los Castillos.

En el siglo XVII, la fortaleza debía estar deshabitada y prácticamente inservible, lo que aconsejaba a su propietario, el conde de Miranda, la utilización del palacio que poseía en la villa como depósito de armamento.

A pesar de este posible abandono, su monumentalidad y calidad constructiva le permitieron llegar al siglo XX con el suficiente vigor y presencia como para ser considerado uno de los castillos más impresionantes de la provincia de Burgos, lo que le granjeó la declaración de Monumento Histórico-Artístico en 1931.

Centro de Interpretación de los Castillos

El Centro, ubicado en la Torre del Homenaje, se distribuye en las siguientes plantas:

A la entrada encontramos el mostrador de recepción con información específica sobre Peñaranda de Duero. Mediante un programa informático se facilitan datos sobre la Historia de Peñaranda, servicios y espacios de interés turístico.

Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda de Duero

En el sótano los visitantes se pueden hacer una idea de los diferentes usos que se le daban a este espacio; mazmorras, almacén o aljibe.

La primera sala, a través de paneles explicativos y de proyecciones audiovisuales, acerca al visitante a los hechos, circunstancias y personajes relacionados con la frontera natural del Duero entre los siglos IX y XII. Un espacio que nos introduce en lo que se ha denominado la ‘Línea defensiva del Duero’.

En la segunda sala se exponen maquetas de algunos de los artilugios utilizados en el ataque como pueden ser el trabuquete o las torres de asalto. También se recrea un asedio y ataque al Castillo de Peñaranda de Duero. Mediante audiovisuales se explican las técnicas utilizadas en los asedios y batallas.

Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda de Duero

La tercera sala hace referencia a la proyección y construcción de castillos. Se pueden apreciar los materiales empleados, las herramientas y la tecnología que se aplicaba en la época, los procesos de diseño y construcción, los oficios relacionados y la evolución arquitectónica y estilística.

En la cuarta sala el CIC muestra cómo era la vida en un castillo. Una zona está dedicada a la vida militar, aquí se pueden observar y conocer algunos de los elementos propios del equipamiento bélico: armadura, cota de malla, sobreveste, escudo, espada, lanza, maza… En esta sala también se muestra la transición de la Edad Media al Renacimiento en el campo del arte y del conocimiento.

La sala quinta ofrece Exposiciones Temporales y Actividades Paralelas.

Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda de Duero
Castillo de Peñaranda de Duero

La visita culmina en el Mirador, desde la azotea de la Torre del Homenaje se aprecia con claridad la configuración urbanística de Peñaranda en relación a los aspectos sociopolíticos de la época.

Ante el soberbio horizonte también se divisan los castillos de Langa de Duero al Sur y el de Coruña del Conde al Este.

Castillo Penaranda mini

Qué ver y qué hacer en Ribera del Duero