Turismo Castilla y León

Un paseo por el Castillo de Cuéllar

Comarca: Segovia Norte - Tierra de Pinares

Cuéllar

El Castillo de Cuéllar está situado junto a un altozano, en uno de los extremos de la ciudad. De él nacía la muralla defensiva, que rodeaba totalmente el núcleo urbano y de la que aún quedan varios lienzos y puertas. Destaca la llamada Puerta de San Basilio, de traza árabe.

El Castillo y las murallas de Cuéllar fueron declarados Monumento Artístico Nacional en 1931. Hoy en día se puede subir a la muralla y pasear por el adarve.

Qué ver en Cuellar - Castillo de los duques de Alburquerque
Castillo de Cuéllar
Castillo de los Duques de Alburquerque

Esta edificación aparece documentada por primera vez en 1306. Se cree que la obra originaria pertenece a los siglos XII y XIII, y sobre esa construcción se inició una remodelación gótica. En el siglo XV Juan II cedió este castillo a su hija, la futura Isabel la Católica. Sin embargo, su hermano Enrique IV se lo acabó arrebatando para entregárselo a su valido Beltrán de la Cueva, primer duque de Alburquerque, en 1464 cuando lo nombran Señor de Cuéllar. Beltrán de la Cueva inició la reconstrucción de este castillo, cuyas obras finalizaron en el siglo XVI dentro del estilo renacentista.

El castillo posee un primer acceso, que se realiza a través del perímetro de muralla, que fue mandada construir por Enrique IV. Una vez cruzada la muralla se encuentra la puerta de entrada al castillo, que posee los escudos de Castilla y León con el emblema de Enrique IV, el de los Cuevas y el de la primera esposa de Beltrán: Mencía de Mendoza, hija del marqués de Santillana.

Castillos en Segovia - Castillo de Cuéllar
El Torreón de la Memoria - Castillo de Cuéllar
Arco Mudéjar - Castillo de Cuéllar

Esta construcción cuenta con una planta rectangular, flanqueada por cuatro torreones en las esquinas, tres de ellos cilíndricos y uno cuadrado. El torreón cuadrangular también sirve de acceso al interior del castillo. Esta entrada consta de un gran arco de ladrillo realizado en estilo mudéjar que podría pertenecer a la fortaleza primitiva, así como toda la parte inferior del recinto, por el estado de la piedra sin trabajar.

Sobre el gran arco de ladrillo destaca una balconada de madera. Toda la fachada sur está decorada con motivos geométricos gracias a la técnica del esgrafiado, tan frecuente en las obras segovianas. En la parte superior se aprecia una bella galería renacentista sostenida por grandes ménsulas; justo debajo hay un gran ventanal que ilumina el salón de recepciones y el comedor.

Esgrafiado segoviano - Castillo de Cuéllar
Galería renacentista de la fachada sur - Castillo de Cuéllar
Torre de Santo Domingo y balcones - Castillo de Cuéllar

La Torre de Santo Domingo también se encuentra ubicada en la zona sur del castillo. En su interior está abovedada y se cree que pudo tener un carácter militar o religioso, como mazmorra o capilla. En el ala norte se localiza la torre más delgada, que también presenta una cubierta abovedada en su interior. La Torre del Homenaje se sitúa en este flanco norte siendo la más alta; en su interior está dividida en dos pisos abovedados.

Las dependencias se articulan en torno a un patio realizado en el siglo XVI. El lado sur se encuentra abierto y dividido en dos pisos de arcos rebajados y un tercer cuerpo de ventanas. Este ala fue destinado como vivienda de los duques, con el comedor, salón de recreo y de recepciones. En el lado oeste se encontraban las zonas del servicio. La parte inferior oriental se destinó a armería y encima se encuentra la Sala de las Moras, denominada así por la decoración morisca.

Muralla y Torre del Homenaje - Castillo de Cuéllar
Galería patio de armas - Castillo de Cuéllar
Patio de armas - Castillo de Cuéllar

El Castillo de Cuéllar albergó una gran cantidad de objetos valiosos como cuadros, vajillas y tapices, destacando la gran colección de armas que atesoraba. De la riqueza que antaño guardó, de que se tiene recuerdo preciso hasta fines del siglo XVIII, no queda nada. Durante la guerra de la Independencia fue cuartel de las tropas francesas y de las anglo-españolas. Lord Wellington residió durante la contienda varios días en él. También se sabe que el general Hugo - padre de Víctor Hugo - busco refugio en sus muros al emprender la retirada hacia el Norte, una vez evacuado Madrid.

Fue cárcel, desde el año 1938 hasta 1966. Primero para presos políticos y después para presos comunes, también dispuso de un sanatorio para presos afectados de tuberculosis. A finales de los años 60 quedó prácticamente abandonado.

El Castillo Habitado - Castillo de Cuéllar
Qué hace en Cuéllar - Visitas teatralizadas al castillo
Visitas teatralizadas - Castillo de Cuéllar

En los años 70 los duques de Alburquerque cedieron el castillo al Estado a cambio de su rehabilitación; en la actualidad este edificio se ha convertido en un Instituto de Educación Secundaria Obligatoria y archivo de los duques de Alburquerque. Este castillo es visitable y se realizan visitas teatralizadas que narran episodios vividos en el castillo.Visitas castillo»

Horarios de visita Castillo de Cuéllar

Las visitas son siempre guiadas. Es recomendable llamar a la Oficina de Turismo que se encuentra en el propio castillo para reservar visita.

Del 1/07 al 30/09:
Mañanas de 10.00 a 14.00 h.
Tardes de 16.00 a 20.00 h.
Todos los días

Del 01/10 al 30/06:
Mañanas de 10.30 a 14.00 h.
Tardes de 16.30 a 19.30 h.
Cerrado lunes tarde

Dirección: C/ Palacio, s/n 40200 – Cuéllar (Segovia)
Teléfono: 921 14 22 03
Móvil: 636 997 368

El Castillo habitado es una propuesta donde la historia y el patrimonio cobran vida. Se trata de una visita teatralizada en 'El Torreón de la Memoria' y en las bodegas del castillo, donde nos sorprenderán todos los fines de semana del año distintos personajes dando vida a sus pequeñas batallas, historias o los sufridos trabajos que se realizaban durante la Edad Media.

Reyes y obispos, nobles y criadas, dueñas y mancebos nos llevan de la mano por los rincones del castillo y nos sumergen en un mundo de guerras, de amores y odios...Visitas teatralizadas»

VISITAS TEATRALIZADAS DEL CASTILLO HABITADO - CUÉLLAR

Una propuesta donde la historia y el patrimonio cobran vida. Reyes y obispos, nobles y criadas, dueñas y mancebos nos llevan de la mano por los rincones del castillo y nos sumergen en un mundo de guerras, de amores y odios; nos muestran las historias que se refugiaban en las cocinas, en los puestos de guardia y entre las manos de las costureras. Las Bodegas: el mundo de los de abajo, de los sirvientes: pintanceros, artesanos, espíritus del vino. El Torreón de la Memoria: el Rey, los nobles, la historia abierta con sus intrigas y sus puntos más oscuros. Desde el granero hasta el rincón de Espronceda todos los fines de semana, por la mañana y por la tarde.

OBRA TEATRALIZADA PARA EL 2017 - 2018 Las visitas turísticas en el Castillo de Cuéllar cuentan con una nueva teatralización. Nuevos personajes con nuevas historias nos introducirán en la vida de este castillo que sigue manteniendo en tensión al público visitante desde el inicio de su recorrido por la liza, pasando por pasadizos, mazmorras, salas de nobles, bodegas y cocinas. 'Pacto de boda en la Casa de Alburquerque' es el nuevo título de la obra que presenta Cuéllar para conocer a fondo la arquitectura y la historia del Castillo de los Duques de Alburquerque.

En esta nueva visita se da un brinco en la historia para abandonar la Edad Media, época en la que se han desarrollado las visitas hasta ahora, para adentramos en la Edad Moderna.

Considerando que era necesario, y demostrando que Cuéllar ha vivido etapas importantes a lo largo de toda su historia, y que en cualquier momento cronológico hubo personajes relevantes, la nueva visita nos transportará al siglo XVII, y como no podía ser de otra forma, de la mano de los duques de Alburquerque.

Tiene como hilo conductor la figura de don Francisco Fernández de la Cueva y Enríquez de Cabrera, VIII duque de Alburquerque, VI marqués de Cuéllar, VIII conde de Ledesma y de Huelma, y señor de otras villas y lugares. Considerado uno de los hombres más importantes de su tiempo en nuestro país, inició su andadura peleando desde abajo en Fuenterrabía, hasta alcanzar uno de los gloriosos tercios de Flandes, llamado el Tercio de Alburquerque. Su carrera militar aparece repleta de empleos y cargos: fue general de la Caballería de Cataluña, general de las Galeras de España, Virrey de la Nueva España, teniente general de la Mar, embajador extraordinario en Viena y Virrey de Sicilia. Acabó sus días como consejero de Estado y mayordomo mayor de Carlos II de España.

Ligada a su biografía está la de su hija Ana Rosolea Fernández de la Cueva, quien fue casada con su tío Melchor Fernández de la Cueva y Enríquez de Cabrera, con el fin de que los títulos nobiliarios y las propiedades ligadas a éstos, permaneciesen en la familia. Este es en pocas palabras el argumento de la obra: el pacto de los esponsales de tío y sobrina, costumbre muy arraigada entre la nobleza española en el pasado.

El guión y dirección de la obra corre a cargo de la cuellarana Blanca Izquierdo Salamanca, y el elenco de actores incluye a Begoña Martín Prieto, Jesús Puebla Sanz, Sergio Caminero Alonso, Saúl de la Fuente Corrales, y la propia Blanca Izquierdo. Por su parte, la adaptación técnica es obra de la empresa Mediasonic, mientras que el vestuario ha sido realizado por Maribel Poza.

El visitante podrá recorrer el castillo de la mano de personajes tan destacados como la propia familia ducal, o el cronista Antonio de Herrera y Tordesillas, censor y por ende primer lector de la mundialmente conocida novela Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes.

  • Todos los días festivos y fines de semana del año se podrán realizar estas visitas turísticas teatralizadas, exceptuando  el mes de Enero y las fiestas de Los Encierros.
  • Se recomienda reservar previamente las visitas en la Oficina de Turismo que se encuentra en el castillo.
  • Telefono 921 14 22 03
castillo cuellar mini

Qué ver y qué hacer en Segovia Norte - Tierra de Pinares