Senderismo Fornillos de Fermoselle
Sen Zam GR14 Mam Pinilla map1

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 11,3 km (ida)
  2. Tiempo estimado: 3 h
  3. Punto de salida: Mámoles
  4. Ciclabilidad: 100 %
  5. Dificultad: Baja
  6. Epoca recomendada: Todo el año

SENDERO GR-14 EN ZAMORA - ETAPA 9

Comarca: Sayago

Mámoles - Fornillos de Fermoselle - Pinilla de Fermoselle

Etapa 9. Mámoles - Pinilla de Fermoselle

El característico paisaje de la penillanura da la oportunidad de asomarse sobre el río en un punto del recorrido, y poder disfrutar de las espectaculares vistas que ofrece el mirador de los regatos sobre los Arribes, permitiendo ver las tranquilas aguas del río Duero varios cientos de metros más abajo.

La ruta comienza en el centro de la localidad de Mámoles. Nada más empezar el camino se empina, pudiéndose contemplar en pocos metros una bonita panorámica del casco urbano. El recorrido rápidamente se encajona entre rocas a un lado y un cerramiento de piedra al otro, mientras se atraviesan los predios de aprovechamiento ganadero que rodean el caserío. La vegetación está dominada por la encina, que se agolpa junto a los muros de piedra, dejando libre el resto de superficie de las fincas.

Más arriba se llega a un prado con algo de pendiente, donde el camino se desdibuja, pero sigue siendo fácilmente transitable. Aquí se encuentra una fuente con unas pilas de piedra para que los animales puedan beber cuando regresan de pastar en libertad por el campo.

El camino va dejando el pastizal atrás, aumentando la superficie conquistada por encinas, enebros y matorral de escoba, iniciando un sutil descenso hacia el Arroyo de la Rivera, junto al cual se halla un área de descanso con mesas y bancos de piedra a la sombra de un fresno.

El recorrido continúa con una subida por un tramo de empedrado, realizado para que los carros no se hundiesen en el terreno y los animales de tiro pudiesen subir la carga con menos esfuerzo. La presencia de dos grandes enebros entre las rocas pone de manifiesto la capacidad de esta especie para desarrollarse en ambientes adversos. A partir de aquí y continuando por el Camino de los Arrieros, que ya se llevaba, la pista se vuelve notablemente más ancha. El paisaje se abre, mostrando una zona dominada por el matorral de escoba y espliego y los bolos de piedra de granito, donde enebros y encinas son testimoniales.

El trazado pasa por el Paraje de La Borriquera, situándose a una cota en torno a los 660 metros y muy cercano al discurrir del río Duero, por lo que en algunos puntos se pueden ver las vertientes del río, por una parte pobladas de vegetación y por otra rocosas y escarpadas. Poco después de pasar junto a una fuente se plantea la posibilidad de acceder al Asomadero de Los Regatos, al que merece la pena desviarse para tener una visión completa del río. Si se cuenta con unos prismáticos no será difícil poder observar a alguna de las rapaces que nidifican o sobrevuelan por la zona, como el alimoche, el buitre leonado o la escasa cigüeña negra.

De regreso al camino principal se puede ver una buena representación de las especies más comunes de los Arribes del Duero: encinas, enebros, escobas, retamas, matorral de pequeño porte, aromáticas, herbáceas, etc. todo ello salpicado y coronado por bolos de piedra de granito.

Un poco más adelante el camino se topa con una cancela a partir de la cual empieza a cambiar otra vez el entorno, apareciendo terrenos de pasto y cultivos a ambos lados del recorrido, ocupando cualquier resquicio de terreno accesible, llano y con suficiente suelo. Antes de llegar a Fermoselle el recorrido vuelve a discurrir entre paredes de piedra, pudiéndose encontrar recursos etnográficos como fuentes y casitos de piedra donde se cobijaban los pastores.

Desde aquí el Camino inicia un suave e inapreciable descenso para acometer poco más de 800 metros para llegar a  Fornillos de Fermoselle. El nombre de Fornillos viene de sus hornos de cerámica muy abundantes hace algún tiempo y de los que aún se pueden encontrar algunos restos. Destaca la Iglesia de San Martín de Tours, diversas fuentes de carácter eminentemente romano y un antiguo potro de herrar.

El recorrido discurre por la calle Pocera y abandona la localidad bordeando unas pequeñas parcelas de olivos, tomando el camino de los Arrieros, enlace tradicional con Pinilla de Fermoselle. El sendero atraviesa un tramo flanqueado por cerramientos de piedra sobre los que crecen zarzamoras o murras, como se las conoce en la zona. Cuando estos muros se encuentran en un lugar sombrío y fresco es fácil ver crecer los ombligos de venus, con sus hojas redondeadas y sus humildes flores. En las losas superiores, musgos, siemprevivas y uvas de gato rivalizan por el espacio.

Superado este tramo, se abre ante los ojos de senderista un panorama diferente, donde los terrenos no utilizados para el cultivo comienzan a estar cubiertos de jaras y alcornoques, especie utilizada para la obtención de corcho y bellotas para el ganado.

El trazado continúa y cruza la carretera ZA-L-2215, punto donde se encuentra un crucero, es la Cruz de la Figalina. Desde este lugar, el sendero inicia un suave pero continuado descenso, en el que se divisa la orilla portuguesa del Duero en el horizonte. En los días más despejados la vista alcanza a ver la localidad portuguesa de Urrós.

El recorrido avanza por un camino fácilmente transitable, dejando a un lado un paisaje de matorral con algunas encinas dispersas. En estas manchas arbustivas encuentran refugio y alimento numerosos animales de pequeño tamaño. Alcaudones y víboras hocicudas acechan a lagartijas, ratones y pequeños pájaros. A su vez, las currucas carrasqueñas y las arañas capturan numerosos insectos atraídos a estos lugares por el néctar de las flores.

Antes de cruzar de nuevo la carretera ZA-L-2215, el sendero se abre y permite unas bonitas vistas sobre la población de Pinilla de Fermoselle. Tras cruzar, el Camino continúa por el lateral de la carretera en un tramo de aproximadamente 200 metros, antes de recuperar el trazado del camino tradicional. En este punto sorprende ver algún enebro de porte arbóreo y se sigue disfrutando de unas encantadoras panorámicas. El trazado serpentea, siempre picando hacia abajo, hasta llegar a un cruce, donde gira a la derecha siguiendo un cerramiento de piedra que ha aprovechado un afloramiento de granito para sustentarse.

Desde allí, el Camino Natural baja hasta el Arroyo de los Pilos y sobrepasa unas fincas particulares ya bastante cerca del final del recorrido. Las vistas sobre el pueblo de Pinilla de Fermoselle vuelven a aparecer en este último tramo. La etapa alcanza la localidad de Pinilla de Fermoselle y concluye junto a la morera apoyada sobre un bloque de granito que hay al lado de la iglesia.

Etapas del sendero

E6 Etapa enlace tramo anterior
E1 Toro - Zamora
E2 Zamora - Pereruela
E3 Pereruela - Moral de Sayago
E4 Moral de Sayago - Villadepera
E5 Villadepera - Villardiegua de la Ribera
E6 Villardiegua de la Ribera - Torregamones
E7 Torregamones - Badilla
E8 Badilla - Mámoles
E9 Mámoles - Pinilla de Fermoselle
E10 Pinilla de Fermoselle - Fermoselle
E1 Etapa enlace tramo siguiente
SendadelDueroenZamora9 lista

Qué ver y qué hacer en Sayago