Título de página

[pagetitle /]

Semana Santa Valladolid

Valladolid

Del 09/04/2017 al 16/04/2017

La Semana Santa de Valladolid tiene, al igual que en las ciudades de esta región con profunda raíz cortesana y cultural, dos tiempos: la Semana Santa que arranca en el siglo XV y la reorganización de 1920 a cargo del arzobispo Gandásegui y los escritores Cossío y Agapito y Revilla. En aquel año encontraron en los sótanos del entonces Museo Provincial de Bellas Artes (Palacio de Santa Cruz), desperdigados, muchos de los sayones que componían el historiado de los viejos pasos.

Los cristos y las vírgenes estaban en los templos y tuvieron mejor conservación y trato, por ser imágenes de culto. Aquella histórica Semana Santa de los años veinte fue la consecuencia de una catástrofe que en lo artístico aún perdura. Reunir de nuevo las piezas de aquella especie de puzzle a lo divino fue una aventura apasionante en la que todavía están los investigadores del arte imaginero.

El Domingo de Ramos sale el paso de La Borriquilla compuesto por siete figuras de pequeño tamaño que son las únicas que en Castilla y León se conservan de las que se montaban en los pasos del siglo XVI, hechas a base de papelón, lienzo encolado y rostros y manos tallados en madera.

El gran día en Valladolid es el Viernes Santo. Se celebra por la mañana en la Plaza Mayor el Sermón de las Siete Palabras, que previamente se anuncia con un poético pregón por diferentes puntos de la ciudad, por un grupo de cofrades a caballo.

Por la tarde se efectúa un recorrido que coincide con el contorno de la ciudad antigua, en la que participan miles de cofrades y se sacan los pasos más significativos de la Pasión: la Cena con los Apóstoles, la Oración en el Huerto, el Prendimiento, el Ecce Homo, el Azotamiento, los Preparativos para la Crucifixión, las Siete Palabras de Cristo en la Cruz, con siete pasos, la muerte y el Descendimiento de la Cruz, la figura Yacente e introducida en un sepulcro y la Soledad de la Virgen. Esta Procesión General de la Pasión está formada por 31 pasos, tallados en su mayoría en los siglos XVI y XVII, que sacan las 19 cofradías penitenciales.

Hay en Valladolid otro momento que sensibiliza al propio y al extraño: cuando la Virgen de las Angustias, que ha cerrado la procesión de La Pasión el Viernes, entra en su templo y se entona la Salve Popular que rubrican todas las bandas de música interpretando el himno nacional.

En Villavicencio de los Caballeros, localidad cercana a Medina de Rioseco, el Viernes Santo celebran un original Descendimiento. Los cofrades de la Venerable Orden Tercera de San Francisco, en un acto litúrgico, pero sobre todo popular y tradicional, desclavan un Cristo articulado en la iglesia de Santa María, siguiendo unas normas dictadas en 1736. Este día, el pueblo terracampino y su iglesia se quedan pequeños para recibir a sus visitantes.

En Peñafiel, el Domingo de Resurrección y en su popular Plaza del Coso, se realiza desde hace más de doscientos años, la Bajada del Ángel que «desciende de los cielos para retirarle el velo negro a la virgen y recuperar su alegría». Se asoma al acto, como mudo testigo, su bello castillo en forma de nave.

Más información: Semana Santa en Valladolid