Título de página

[pagetitle /]

Fiestas de San Pascual Bailón y El Zarrón

Almazán - Soria

Del 17/05/2017 al 18/05/2017

La Fiesta del Zarrón, declarada de Interés Turístico de Castilla y León, implica la participación de todos los habitantes de Almazán, localidad de la provincia de Soria. Sus orígenes se remontan a principios del siglo XIX cuando se fundó la cofradía de San Pascual Bailón. Desde entonces se saca al Santo en procesión todos los 17 de mayo acompañado de un rito ancestral.

A lo largo del recorrido cuatro cofrades llevarán en andas al Santo, custodiado por los mayordomos y protegido por el Zarrón, una figura esperpéntica ataviada con ropas pastoriles y un sombrero negro adornado con plumas y rabos de zorro. La misión de estos tres personajes -son tres zarrones- es abrir paso para permitir que los danzantes -ocho parejas precedidas por un palillero y que marcan el ritmo con castañuelas- puedan avanzar, siempre dando la cara al Santo. La figura del Zarrón guarda su simbología con el pastoreo porque se entiende que son los protectores del ganado y que el origen de la fiesta se encuentra en este gremio, que fundó la Cofradía de San Pascual y eligió al Santo como su patrón.

La procesión se desarrolla por la plaza y cuando el Santo vuelve a la iglesia se grita: '¡Viva San Pascual Bailón!' y todos responden '¡Viva!... ¡Viva el Zarrón!', y responden: '¡Muera!'. Entonces los zarrones comienzan a dar palos y a correr a todos los que están alrededor. Los jóvenes se cruzan en su camino y éstos les persiguen. Es ahora cuando la fiesta religiosa concluye para dar paso a la profana. Los mayordomos lanzan caramelos para que se formen corros y el Zarrón acude para espantar a las gentes. Cuando termina la procesión todos se dirigen a casa del mayordomo, un miembro de la Cofradía, a tomar la soparra, una bebida típica de la fiesta que consiste en hogaza, vino y azúcar.

El punto y final lo pone el Lunes de Bailas, protagonizado por un desfile procesional en el que cada cuadrilla porta su santo titular. Tras la misa, en la ermita de La Soledad, cada talla volverá a su templo. Por la tarde un último desfile -por el camino que llega hasta San Polo- y una verbena popular darán por concluidas las fiestas de San Juan en Soria.