Título de página

[pagetitle /]

El Bautizo del Niño en Palencia

Palencia

01/01/2017

El Bautizo del Niño es una de las fiestas más populares de la capital palentina, está declarada de Interés Turístico Nacional desde marzo de 2015.

El día 1 de enero miles de palentinos, junto a los turistas que se acercan a la ciudad, se aproximan hasta la Iglesia de San Miguel para cantar un villancico al niño Jesús, el famoso "¡ea!". El Bautizo del Niño ha ido mezclando lo religioso y lo costumbrista hasta convertirse en la entrañable celebración que conocemos hoy y que evoca la historia lejana de la ciudad, pero también el recuerdo de los bautizos de hace unas décadas.

El origen de esta ceremonia data del siglo XVI cuando, en el barrio judío de Palencia, que se encontraba entre la Iglesia de San Miguel y la Catedral, nació la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús.

La hermandad, de origen italiano, celebraba este día la Circuncisión. Hoy, a lo largo de la celebración de la misa se mece al niño al son del villancico tradicional palentino y luego se le saca en procesión. Cuando concluye el recorrido, los fieles se acercan hasta la casa que está enfrente de la iglesia donde, siguiendo el rito de los bautizos, las madrinas lanzan los caramelos y los confites.

Con el objetivo de difundir y hacer más grande la Fiesta del Bautizo del Niño, este año se complementará esta tradición con La Semana del Bautizo y una serie de actividades.

Entre ellas destaca una exposición que mostrará en el Museo del Cordón de Palencia parte del patrimonio de la cofradía, pinturas y esculturas de artistas palentinos, documentación sobre el origen de la fiesta, en el antiguo barrio judío de Palencia, y de la cofradía que suma actualmente más de 400 hermanos, o fotografías antiguas de la fiesta. Una ruta de belenes, un triduo, conferencias y actividades dirigidas a los niños completan la Semana del Bautizo, que concluye con el tradicional Bautizo del Niño, una fiesta con gran tradición popular que se distingue por su originalidad, antigüedad y valor cultural, además de por su capacidad de atracción para los visitantes.

Más información: El Bautizo del Niño